Saltar al contenido principal

Australis busca sumarse a proceso por eventual colusión en alimento para peces

Foto: Australis Seafoods.
Foto: Australis Seafoods.

Chile: La salmonicultora asegura que es víctima del posible cartel en alimento para peces, denunciado por la Fiscalía Nacional Económica, y por tanto solicitó hacerse parte del requerimiento.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), a fines del año pasado, un requerimiento en que acusó de coludirse a las cuatro principales empresas fabricantes de alimentos para salmónidos que operan en Chile: BioMar, Skretting, Ewos y Salmofood. Y el proceso sigue anotando hitos relevantes. 

Así las cosas, a través de su abogado Rubén Henríquez, en virtud de lo dispuesto por el artículo 23 del Código de Procedimiento Civil, aplicable en la especie por remisión del artículo 29 del DL Nº211, Australis Seafoods busca hacerse parte en el proceso, en calidad de tercero coadyuvante de la FNE, ya que a su juicio “mantiene un interés actual en los resultados de este litigio”. 

Al respecto, el TDLC debe resolver si acepta o no la solicitud de Australis Seafoods. Con todo, para la crianza y engorda de salmónidos que eran y son comercializados, “mi representada requería -y requiere- de los alimentos que producen y comercializan las empresas requeridas, los que tal como señala la FNE, constituye un producto altamente técnico y específico para el crecimiento y desarrollo de este tipo de peces”, argumentó Henríquez. 

Por ello, a partir del 2007 y hasta la fecha, la salmonicultora, según su abogado, “ha celebrado con las requeridas ciertos contratos de suministro de alimentos para peces a través de los cuales le ha comprado a éstas las distintas dietas necesarias para la crianza y engorda de las referidas especies, pagando por las mismas cuantiosas sumas de dinero”.

“Esta parte se ha visto directamente afectada por el acuerdo colusorio denunciado y confesado, debiendo soportar los efectos nocivos del mismo, ya que, a partir de éste, ha debido pagar a las requeridas un mayor precio para la adquisición de las dietas para los salmónidos que aquel que habría pagado en un escenario en que no hubiere existido el cartel denunciado, al menos entre los años 2007 y 2015”, manifestó el representante de Australis Seafoods.

Al mismo tiempo, de acuerdo con Henríquez, “la FNE reconoce que mi representada es una de las víctimas del cartel denunciado, debiendo soportar los efectos nocivos del mismo, ya que debió pagar precios superiores a aquellos que hubiesen existido en un mercado competitivo. De esta forma, tiene un interés actual en perseguir que se reconozca y sancione el cartel denunciado y confesado, y del cual ha sido severamente afectada, e incluso, perseguir la responsabilidad de las requeridas para que indemnicen a esta parte los graves daños que le ocasionaron en los términos del artículo 30 del DL Nº211”.

Con dicha finalidad, “es que mi representada tiene el interés de hacerse parte en este litigio, como tercero coadyuvante de la FNE, y de esta forma, colaborar para que se sancione el cartel denunciado y confesado, aportando los antecedentes que dispone esta parte y que se refieren principalmente al estado anticompetitivo que produjo el mismo en el mercado y al beneficio económico obtenido por las requeridas con este ilícito que se persigue”, afirmó el abogado de Australis Seafoods en el TDLC.

Lea también: