Saltar al contenido principal
Tenacibaculosis. Foto: Ruben Avendaño.
Tenacibaculosis. Foto: Ruben Avendaño.

Chile: Sernapesca modificó la descripción de esta enfermedad re-emergente, que ya representa el 31,3% de la mortalidad de salmón en Chile por causas infecciosas, para evitar confusiones con SRS.

El Reglamento Sanitario define, entre otras materias, a la enfermedad emergente y la re-emergente, siendo esta última aquella enfermedad infecciosa que ya ha sido diagnosticada cuya incidencia ha aumentado en el último tiempo, después de un período de tiempo en que se ha producido una disminución en la incidencia de la misma enfermedad o bien, cambios en su distribución geográfica. 

Según Sernapesca, el reporte de tenacibaculosis, enfermedad de lista 3, comenzó desde la semana 30 del 2018, evidenciándose que ha ido en un aumento sostenido su clasificación, donde durante ese año representó el 4,3% del total de mortalidad de las causas infecciosas; en el 2019 el 14%; en el 2020 representó el 25,3% y en lo transcurrido del 2021 significó el 31,3%.

En ese contexto, de acuerdo con la Autoridad, “resulta forzoso concluir que la tenacibaculosis es una enfermedad re-emergente en la salmonicultura nacional, que afecta principalmente a los peces de centros marinos o estuarinos”. 

Con todo, “el informe técnico concluye que tratándose de una enfermedad de lista 3 que requiere de una adecuada y específica vigilancia sanitaria, lo que aunado al hecho de considerarse una enfermedad re-emergente que, bajo ciertas condiciones específicas, puede mermar el bienestar animal y la sustentabilidad de la salmonicultura, es prioritario para el Servicio establecer y mejorar la definición de la enfermedad”.

Lo anterior, en términos de singularizar e identificar claramente la enfermedad, con la finalidad de evitar equívocos, “en especial porque los requerimientos del Programa Sanitario Específico de Vigilancia y Control de SRS, posiblemente son distractores para reportar correctamente la mortalidad por Tenacibaculosis”, afirma Sernapesca en Resolución Exenta. 

De esta manera, tenacibaculosis pasó de estar definida como “enfermedad infecciosa asociada con bacterias del género Tenacibaculum spp.” a “enfermedad infecciosa provocada por T. dicentrarchi, T. maritimun u otro Tenacibaculum spp, positivo a PCR”.

Ello, además de tener “signos externos en piel tales como erosión de aleta, en zona bucal y rostral asociada a una pigmentación amarilla o, en branquia como úlcera, placas o erosión de tinte amarillo, sin hallazgos de lesiones evidentes de piscirickettsiosis o renibacteriosis”.

Lea también: