Saltar al contenido principal
Foto: Fernando Mardones.
Foto: Fernando Mardones.

Chile: La segunda etapa de la iniciativa liderada por el Dr. Fernando Mardones recopilará información epidemiológica del patógeno del salmón, que puede afectar hasta un 65% de las pisciculturas en el país.

El año pasado, a raíz del proyecto Fondecyt “Epidemiología del BKD en salmón de cultivo en Chile” liderado por el Dr. Fernando Mardones, la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Católica (UC) junto con Sernapesca e Intesal se unieron para combatir esta enfermedad clasificada como re-emergente y que puede afectar hasta un 65% de las pisciculturas, según lo estimado en la primera etapa de la iniciativa.

En el primer período ya culminado, se establecieron mesas de trabajo para llevar a cabo estudios longitudinales en terreno para el salmón coho y salmón Atlántico. En estas mesas participan las empresas Salmones Aysén, Blumar, Australis Seafoods, Hendrix Genetics, Aquagen, Aquagestión y ADL Diagnostic Chile.

El proyecto también cuenta con la colaboración del Instituto de Medicina Preventiva Veterinaria de la Universidad Austral y la Universidad del Príncipe Eduardo (UPEI) en Canadá. Con estos últimos grupos, se ha publicado una primera aproximación que mide el valor diagnóstico del qPCR e IFAT para la detección de Renibacterium salmoninarum.

“La información obtenida de la primera etapa fue fundamental. A partir del trabajo con las empresas se “aterrizó” el estudio a las condiciones productivas convencionales en la producción de salmones. Se identificaron los lotes de peces a seguir, el esquema de muestreo y criterios con respecto a los puntos de corte de las pruebas diagnósticas, unificar criterios con respecto a la definición de caso y experiencias frente a distintos brotes”, comentan a Salmonexpert Natalia Zimin-Veselkoff, Project Manager Epi3lab y coordinadora del proyecto Fondecyt, y el Dr. Fernando Mardones, director de la iniciativa y profesor asistente de la Escuela de Medicina Veterinaria UC.

Segunda etapa

Durante este segundo año, el proyecto realizará un levantamiento de información mediante una encuesta epidemiológica nacional de BKD en agua dulce que está dividida en dos etapas.

La primera etapa intentará capturar percepciones de riesgo basadas en la experiencia de encargados de salud de peces en agua dulce. Estas percepciones apuntan al 1) el riesgo de introducción de R. salmoninarum en una piscicultura, 2) los factores de riesgo “gatillantes” de un cuadro clínico, 3) las estrategias de vigilancia para la detección temprana de BKD, y 4) las estrategias de control frente a un cuadro de BKD.

Primera etapa

En la primera etapa, los investigadores utilizaron datos desde enero del 2014 hasta enero del 2019 de los reportes de vigilancia pasiva, screening de reproductores y el reporte de mortalidad atribuible a BKD. Como resultado, un 65% de las pisciculturas en Chile presenta uno o más reportes, lo que indica que la enfermedad se encuentra en el sistema y que pueden ocurrir diferentes procesos de transmisión y prevalecer en centros de agua dulce y posteriormente en centros de mar.

La segunda etapa de la encuesta tendrá como unidad de análisis la piscicultura, donde las preguntas se enfocarán en la presentación de BKD, magnitud, medidas de bioseguridad y manejo de reproductores, entre otros aspectos.

Así, los expertos a cargo del proyecto utilizarán los datos recolectados de ambas encuestas para generar un documento de referencia, destacando la ocurrencia, severidad, estrategias de control y costos asociados a BKD para la industria del salmón.

“Esperamos entregar un “Manual de Buenas Prácticas en el Manejo de BKD”, ya que buscamos tener una definición de caso. Evaluaremos las pruebas diagnósticas, identificaremos los factores de riesgo y estrategias de control y los “clústeres” espacio-temporales de mayor riesgo. La industria contará con un estudio que es el primero en describir la epidemiología de la segunda causa del uso de antimicrobianos en la salmonicultura chilena, cuyos resultados preliminares indican que pueden ocurrir diferentes procesos de transmisión en ella y prevalecer en centros de agua dulce y mar”, señalan los investigadores.

Finalmente, los expertos del proyecto plantean que la información científica con respecto a la epidemiología de BKD es bastante escasa, siendo la mayoría en aspectos moleculares de la bacteria.

“Por lo tanto, estamos en un escenario muy desfavorable, porque pocas medidas de prevención y control se pueden definir sin comprender este importante aspecto en enfermedades de poblaciones. Más aún, es difícil proponer un esquema de monitoreo y vigilancia epidemiólogica acorde, y por esta razón, es que el desarrollo preliminar de una encuesta epidemiológica es crucial en determinar un primer conocimiento de esta importante enfermedad”, finalizan los especialistas.

Para consultas, contactar a Natalia Zimin-Veselkoff (natalia.zimin@uc.cl).

Lea también: