Saltar al contenido principal

Convertirán redes provenientes de salmonicultura en textiles para alta costura

La firma del acuerdo compromete a las empresas a entregar sus redes en desuso. Foto: Blumar.
La firma del acuerdo compromete a las empresas a entregar sus redes en desuso. Foto: Blumar.

Chile: El convenio magallánico destinará miles de toneladas de redes en desuso al reciclaje. El plástico se convertirá en textiles para prendas y accesorios de importantes marcas de la moda.

Grandes volúmenes de redes que ya no se usan en los centros de cultivo de salmón de Magallanes no tenían hasta ahora otro destino que acumularse en algún vertedero.

Pero lo que supone un problema para el medio ambiente, se transforma en una oportunidad tras la firma de un acuerdo que compromete a dos empresas salmonicultoras a entregar esos desechos a otra compañía especializada en darles un nuevo uso.

Atando Cabos es la firma que se hará cargo de esos desechos. Tienen experiencia reciclando otros elementos de la industria pero, por su volumen, las redes son su principal desafío.

“Y eso es lo que estamos abarcando a partir de hoy con este convenio con las empresas Blumar y Multi X”, comentó Julio Compagnon de Atando Cabos.

Las empresas salmonicultoras entregarán sus redes en desuso, que serán llevadas para un proceso preliminar a una planta en Puerto Montt. Con el cobre que extraigan harán barras y el plástico irá más lejos, a una planta textil en Eslovenia.

Julio Compagnon, de Atando Cabos. Foto: Salmonexpert.
Julio Compagnon, de Atando Cabos. Foto: Salmonexpert.

“Con eso harán desde alfombras para automóviles hasta prendas de alta costura de marcas famosas como Gucci o Prada”, explicó Compagnon. Agregó que ya existen artículos en los mercados de lujo que están fabricados con este tipo de desechos reciclados.

El objetivo del convenio es procesar cinco mil toneladas de redes descartadas por la industria sólo durante el primer año, cantidad que podría fácilmente duplicarse en los siguientes doce meses. Y eso es sin considerar aún todo el material que está en distintos centros de acopio.

“Existe el compromiso de que todas las redes tienen que ir para ellos y esto es parte de la economía circular que queremos fomentar”, afirmó el subgerente de producción de Blumar, Pablo Solís, uno de los firmantes de este acuerdo.

Lea también: