Saltar al contenido principal

Determinan características relacionadas con virulencia de Renibacterium salmoninarum

Se utilizaron 14 aislados de R. salmoninarum entre los años 2013 y 2017 de distintos orígenes geográficos, especies, tejidos y etapa de ciclo productivo. Foto: José Saavedra
Se utilizaron 14 aislados de R. salmoninarum entre los años 2013 y 2017 de distintos orígenes geográficos, especies, tejidos y etapa de ciclo productivo. Foto: José Saavedra

Chile: Investigadores de ADL y Aquainnovo descubrieron que la virulencia in vitro del patógeno estaría dada por su capacidad de autoaglutinación y posiblemente por la velocidad de crecimiento en cultivo, algo correlacionado con la mortalidad in vivo.

La virulencia se define como el aspecto cuantitativo de la patogenicidad, es decir, designa el carácter patogénico y nocivo de un microorganismo y su capacidad para producir la enfermedad.

En el caso de BKD, la virulencia de las cepas ha sido relacionada al contenido de hemaglutinina p57 a nivel de membrana. Inicialmente se consideró que aquellos aislados con una alta capacidad de autoaglutinación son más virulentos.

Sin embargo, estudios recientes sobre aislados de campo chilenos de Renibacterium salmoninarum indican una homogeneidad en cuanto a sus propiedades bioquímicas y antigénicas, con excepción de su hidrofobicidad. No obstante, no se ha estudiado aún en Chile si estos aislados difieren en su capacidad de autoaglutinación ni en su potencial virulento en una prueba in vivo.

Por lo mismo, científicos del laboratorio ADL Diagnostic y Aquainnovo realizaron un estudio con el objetivo de evaluar la virulencia de distintos aislados chilenos del patógeno en una prueba de desafío en salmón Atlántico pre-smolt y correlacionar el nivel de dicha propiedad con características fenotípicas in vitro de las bacterias.

Para ello, recolectaron 14 aislados de R. salmoninarum entre los años 2013 y 2017 de distintos orígenes geográficos, especies, tejidos y etapa de ciclo productivo. Como referencia utilizaron la cepa ATCC 33209 (cepa virulenta).

Ensayo de autoaglutinación de aislados de campo de R. salmoninarum (Hacer click para agrandar la imagen).
Ensayo de autoaglutinación de aislados de campo de R. salmoninarum (Hacer click para agrandar la imagen).

In vitro, realizaron cultivos y experimentos de autoagutinación y mediciones de la proteína p57. Luego, para evaluar la virulencia de los aislados in vivo, llevaron a cabo infecciones expetimentales de alevines (62 ± 2,54) donde se evaluó la mortalidad, signos clínicos compatibles con BKD y detección de R. salmoninarum en riñón.

Virulencia vs mortalidad

“Los datos sugieren una correlación entre la capacidad de autoaglutinación de los aislados de R. salmoninarum y su correspondiente nivel de virulencia. En efecto, se pudo constatar que los aislados de menor capacidad de autoaglutinación, Rs6 y Rs7, produjeron una mortalidad acumulada menor que aquellos aislados con autoaglutinación cercana a la cepa de referencia” expusieron los investigadores dentro de sus resultados.

A pesar de lo anterior, señalaron que esta relación no tiene una base molecular clara, ya que observaron que todos los aislados producen la hemaglutinina p57, indistintamente del grado de virulencia exhibido.

De la misma forma, pudieron determinar que la velocidad de crecimiento también estaba directamente relacionada con la capacidad de autoaglutinación; algo a lo que todavía no encuentran explicación pero esperan dilucidar con el estudio de secuenciación en el que están trabajando.

Desafío bacteriano en alevines de salmón Atlántico. Cada curva representa el promedio de grupos de 15 peces, por triplicado, inoculados con un único aislado (Hacer click para agrandar la imagen).
Desafío bacteriano en alevines de salmón Atlántico. Cada curva representa el promedio de grupos de 15 peces, por triplicado, inoculados con un único aislado (Hacer click para agrandar la imagen).

Por otro lado, en la experimentación in vivo, los expertos pudieron constatar que aquellos aislados con baja capacidad de autoaglutinación, a su vez, mostraron un nivel de virulencia menor (expresada en mortalidad acumulada).

“Los grupos de peces inoculados con los aislados Rs6 o Rs7 no superaron el 25% de mortalidad transcurridos 40 días post infección. Por el contrario, los grupos de peces inoculados con aislados autoaglutinantes Rs8, Rs9 o Rs10 mostraron mortalidades por sobre el 50%, en el mismo periodo” establecieron.

Con estos datos, los autores del trabajo informaron que ya llevaron a cabo pruebas de seguridad y eficacia de un prototipo de vacuna viva atenuada para BKD con resultados preliminares satisfactorios que serán revelados durante el segundo semestre del presente año.

Lea el estudio completo titulado “Virulencia diferenciada de aislados de campo chilenos de Renibacterium salmoninarum” en la próxima edición de revista Salmonexpert.

Lea también: