Saltar al contenido principal

Chile: Crearán primera guía para seguridad de estructuras en acuicultura oceánica

Prototipo balsa jaula de 80x80 metros y componentes de fondeo y anclaje Walbusch. Foto: Walbusch.
Prototipo balsa jaula de 80x80 metros y componentes de fondeo y anclaje Walbusch. Foto: Walbusch.

Chile: InnovaOceánica elaborará un documento que reúne insumos de diseño e ingeniería posibles de ser considerados en la futura regulación aplicada a proyectos de salmonicultura oceánica en Chile.

La acuicultura oceánica en Chile, es una actividad que recién comienza a explorar indicadores de factibilidad técnica a través de la ejecución de dos programas de desarrollo tecnológico impulsados por Corfo y en este sentido, no existe una regulación específica, manifiesta a Salmonexpert Claudio Pavez, director del Consorcio Tecnológico para la Acuicultura Oceánica.

Es por eso que el programa impulsa actividades del Subconsejo de Regulación y Fiscalización de la Acuicultura Oceánica, junto a entidades como Subpesca, Sernapesca, Subsecretaría para las Fuerzas Armadas y Corfo. “Es una instancia técnica, que entre otros temas aborda la exploración y desarrollo de insumos posibles de ser considerados en futuros instrumentos de regulación y fiscalización de la acuicultura oceánica”, afirma Pavez.  

Así las cosas, en esta materia, el trabajo de InnovaOceánica se centra de forma específica en la edición de una Guía Práctica, que reúne distintos insumos de diseño e ingeniería posibles de ser considerados en el desarrollo de una regulación aplicada a proyectos de acuicultura oceánica en Chile desde la perspectiva de la infraestructura, logística y operación, revela el ejecutivo. 

“Es un documento que editaremos con la colaboración de especialistas nacionales e internacionales en áreas de clasificación, diseño, metodologías de análisis numérico, ingeniería y cálculo estructural que, entre otros aspectos, considera períodos de retorno basados en las variables ambientales, meteorológicas y oceanográficas de larga data, pero que también identifica técnicas de obtención y procesamiento analítico de éstas. En este punto, implica además una completa revisión del estado del arte de tecnologías y la identificación y descripción de las metodologías recomendadas para cada etapa de desarrollo”, detalla el director del Consorcio Tecnológico para la Acuicultura Oceánica.

Claudio Pavez, director del Consorcio Tecnológico para la Acuicultura Oceánica. Foto: Archivo Salmonexpert.
Claudio Pavez, director del Consorcio Tecnológico para la Acuicultura Oceánica. Foto: Archivo Salmonexpert.

El desarrollo y edición de la Guía Práctica considera un plazo de ejecución de ocho meses, lo que significa que el documento estará en condiciones de ser presentado a Subpesca hacia julio de 2021. “Aportará con distintos insumos de diseño, ingeniería, logística y operación, que las Autoridades tendrán a su disposición, para ser considerados en el proceso de desarrollo del marco normativo aplicado a la infraestructura utilizada en la acuicultura oceánica que, en este caso, a pesar de las similitudes obvias con la industria acuícola existente, es una actividad diferente con nuevos desafíos por delante”, señala Pavez.

Para el ejecutivo, “cualquier marco normativo en acuicultura oceánica, debe establecer criterios y reglas de juego, que como elemento esencial desarrolle garantías de seguridad y sustentabilidad para todos los actores involucrados, en este caso, a las empresas inversoras, pero también a los distintos stakeholders (comunidades), instancias de regulación ambiental, sanitaria y productiva. El proceso de identificación de indicadores de seguridad de la infraestructura utilizada en acuicultura oceánica, pasará primero por la revisión y análisis de las prácticas de diseño, ingeniería, aplicación de estándares de clasificación y de la relación de éstos con factores ambientales, que en este caso, además de la experiencia en acuicultura, debe incorporar en el análisis la experiencia registrada en otras actividades productivas, como es el caso de la industria de generación eólica, gas y petróleo offshore que se desarrolla en los océanos”. 

“InnovaOceánica entiende que para el desarrollo de la infraestructura, es clave tomar posesión del conocimiento y experiencia existente tanto en la actividad acuícola tradicional como en otros rubros (gas y petróleo costa afuera, energías renovables, transporte marítimo), tanto a nivel industrial y práctico como también académico, para luego poner la técnica y procesos de análisis a disposición de las distintas partes llegando, finalmente, a generar insumos que abordan la seguridad a partir del conocimiento. En esa línea, una de las principales secciones de la Guía Práctica, tiene que ver con los aspectos climáticos y oceanográficos relevantes para un proyecto de acuicultura oceánica. El mar es un entorno complejo, donde interactúan viento, olas, corrientes y otros fenómenos, que no podemos definir ni predecir en forma determinística, y para lo cual se requieren técnicas que nos permitan, por ejemplo, predecir e incluir en el análisis, cuál será la peor condición de tormenta a la que se enfrentará la infraestructura a escala productiva”, explica Pavez al respecto.