Skip to main content

Cinco empresas ya presentaron programas de mejoramiento genético

La nueva normativa se encuentra vigente desde enero de 2019. Foto: Salmonexpert.
La nueva normativa se encuentra vigente desde enero de 2019. Foto: Salmonexpert.

Chile: De acuerdo con la nueva normativa de reproductores en mar, cinco empresas del sector salmón han presentado sus programas a Subpesca, sin embargo, ninguna ha obtenido la aprobación todavía.

Entre los días 3 y 4 de octubre se realizó el “Curso de actualización: mejoramiento genético y selección genómica en especies salmónidas” organizado por la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (Favet) de la Universidad de Chile (UCH) y Subpesca.

En dicha ocasión, se profundizaron diversos temas desde aspectos legislativos de la nueva normativa para reproductores en centros de mar, hasta conceptos básicos, teóricos y prácticos, de la implementación de un programa genético.

Una de las charlas introductorias al curso estuvo a cargo de Maureen Alcayaga, profesional de la división de Acuicultura de Subpesca, quien detalló todos los puntos de la nueva normativa para mantener reproductores con programas de mejoramiento genético en mar, la cual entró en vigencia desde enero de este año.

Comenzando por aclarar las diversas exigencias que deberán cumplir los centros de reproductores en mar sin programas de mejoramiento genético, que en un principio tendrán tres años para ajustarse a la normativa, la profesional de Subpesca aclaró y discutió con los asistentes algunos puntos en particular de los cuales no se tiene claridad todavía o que podrían modificarse.

Los centros adscritos al programa genético pueden mantener ejemplares de las tres especies salmonídeas al mismo tiempo y con distintos programas de mejoramiento, donde el número de peces y de especies lo determina cada empresa dentro de su programa, pero sujeto a algunas condiciones, como la distancia con otros centros.

“Mediante resolución, Subpesca acepta el programa de mejoramiento genético, pero el cumplimiento del programa es de exclusiva responsabilidad de la empresa, si no se cumple, podemos ordenar la eliminación de los ejemplares”, describió Alcayaga.

Un punto que se encuentra en modificación es el tiempo de anticipación con el que se debe presentar el programa, previo a su implementación. La resolución indica que se debe presentar seis meses antes, sin embargo, Contraloría está evaluando un nuevo plazo mínimo de dos meses, si es que todos los documentos son aceptados sin modificaciones.

Maureen Alcayaga, profesional de la división de Acuicultura de Subpesca. Foto: Salmonexpert.
Maureen Alcayaga, profesional de la división de Acuicultura de Subpesca. Foto: Salmonexpert.

En estos programas, no están restringidas las siembras, ni cosechas, ni densidades, ni descansos sanitarios, no obstante, los programas están sujetos a las normas sanitarias específicas de vigilancia y control (PSEVC), INFAs y normativa sectorial general.

“Por ejemplo, si un centro cae en categoría CAD, se debe cosechar. Pero estamos pensando en modificar el número de animales que deben muestrear para los PSEVC, donde la idea es hacer muestreos diferenciados, a lo mejor con menor número de animales”, aclaró la experta de Subpesca.

En conversación con Salmonexpert, Alcayaga detalló las ventajas de esta nueva normativa y el estatus actual de proyectos ingresados a la subsecretaría.

¿Cómo fue el proceso de creación e implementación de esta nueva normativa?

Empezamos a trabajarla entre fines del 2016 y principios 2017. Logramos concretarla en 2018, donde pasó por la Comisión Nacional de Acuicultura, no hubo mayores reparos, y entró en vigencia en enero de 2019. En términos generales, fue un proceso largo, pero siempre estuvimos en contacto con las empresas, las que tenían programas genéticos y las que no, y ellas fueron muy importantes en el punto de vista de la información, en cuanto al cómo funcionaban las cosas.

¿Cómo ha sido la recepción por parte de la industria?

En términos generales, la idea de mantener los reproductores en mar fue súper bien recepcionada. Nosotros lo vemos como una buena opción ya que les permite a las empresas mantener sus reproductores en mar y a la vez, ir creando estas copias o backup de ejemplares que siempre son necesarias en compañías en las que tienen alto valor.

Actualmente, tenemos en carpeta cinco programas de mejoramiento genético de distintas empresas que estamos analizando y que ingresaron después que entró en vigencia la norma. Todavía no hay ninguno aprobado.

Lea también: