Saltar al contenido principal

Cooperativa trabaja por un buceo profesional para la industria acuícola

Imagen referencial de buzo. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de buzo. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Conformada el 2017, Smart Diving tiene por objetivo resguardar la integridad y seguridad de sus socios, entregando una propuesta de valor a quienes contratan los servicios de buceo acuícola.

La Cooperativa de Buzos profesional Smart Diving Chile comenzó como una escuela de buceo en Puerto Varas. “En la escuela de buceo conocimos instructores de buceo y empresas mandantes que nos enviaban a los buzos para instrucción. Nos tocó, en ese entonces la modificación de las matrículas y el reglamento de buceo (TM-035). Al poco andar, nos convertimos en la tercera mejor escuela de buceo en términos de aprobación. Esto, porque nuestra metodología de enseñanza no se basaba en aprenderse de memoria los procedimientos de buceo y las tablas de descompresión”, comenta a Salmonexpert, Álvaro Peña, socio fundador de la Cooperativa.

A su juicio, para poder ser buzo profesional no sólo requería de pasar las pruebas teóricas y prácticas de la Armada, sino que el buzo debía saber proceder ante las distintas circunstancias que planteaba tanto la industria acuícola en sus exigencias de buceo, como el medio ambiente. “Aguas más frías, condiciones de imprevistos, enredos, sobre oxigenación, la propia condición física y la autoevaluación. En el fondo, tener conciencia de que un buzo profesional tenía que saber las tablas de descompresión, pero también debía tener conocimiento de física submarina, de fisiología, primero auxilios, el reglamento, el equipamiento que usaban en su totalidad y los planes de contingencia exigidos por las empresas mandantes”, explica Peña.

Fue así como la escuela de buceo fue instruyendo a generaciones de buzos con muy buen desempeño. “Pero como escuela, abarcábamos pocos integrantes, pero muy demandados. Así, en contacto con las empresas salmonicultoras empezamos a conocer la problemática que se presentaba en el buceo en relación con la accidentabilidad. Esto nos hizo mucho sentido en cuanto a la labor de enseñar a bucear. En ese momento, Sence invirtió muchos recursos en capacitar a buzos mariscadores para convertirlos en buzos intermedios. Era la nueva matrícula y la novedad, pues aparece la figura del supervisor del team de buceo, quien se podía comunicar con el buzo que estaba bajo el agua debido a equipamiento más moderno”, recuerda el socio de la Cooperativa.

Aun así, según Peña, la accidentabilidad continuaba y no bajaba. “De ello surge la idea de conformar la Cooperativa de buzos profesionales, de querer conocer todo el porqué del buceo, aprender a conciencia física. ¿Y por qué una Cooperativa? Porque es la única figura asociativa que rompía un vicio relacionado con que los contratistas de buceo se quedaban con más del 50% de las utilidades de la faena y cuando había un accidente, declaraban no tener los recursos necesario para realizar una terapia de descompresión y por la Ley de Subcontratación debía hacerse responsable la empresa mandante”.

En una Cooperativa, todos sus integrantes son socios y tiene una serie de ventajas relacionadas con la conducta de los buzos. “Un socio es dueño del equipo que porta, es su herramienta de trabajo y por lo tanto lo cuida. Y como una Cooperativa es una organización sin fines de lucro, las utilidades se transforman en excedentes, los cuales se reparten de acuerdo con la participación de cada buzo en la generación del capital”, recalca el buzo profesional.

En una Cooperativa, todos sus integrantes son socios y tiene una serie de ventajas. Foto: Smart Diving.
En una Cooperativa, todos sus integrantes son socios y tiene una serie de ventajas. Foto: Smart Diving.

Propuesta de valor

“Nuestra misión y visión es nuestra propuesta de valor. Además, constantemente estamos investigando cómo mejorar las condiciones de buceo y de seguridad. Por ejemplo, con el proyecto ‘Safe Diving’, que se basaba en utilizar un protocolo de aseguramiento de la calidad del aire en racks de botellas, en vez de usar compresor. Estas botellas, están certificadas y no contienen monóxido de carbono contaminante a través de un protocolo que la Superintendencia de Electricidad y Combustible homologó sobre las instalaciones domiciliarias de gas”, destaca Álvaro Peña.

Otra innovación que han trabajado desde el 2006 es el software Smart Diver, que el 2020 obtuvo mérito innovativo por parte de la Corfo. “Este prototipo es una herramienta tecnológica que estará a disposición de la Cooperativa para luego asesorar técnicamente a otros grupos de buceo en el proceso de desarrollo del producto”, puntualiza Miguel Ángel Aguilera, socio fundador de la Cooperativa Smart Diving Chile.

“Agregar propuestas de valor que sean interesantes para los clientes es una de nuestras características. Un buceo con botellas de aire no contamina, es silencioso y además, no emite hidrocarburos en los centros de cultivo y como se utiliza carga eléctrica para las botellas de aire, disminuye la huella de carbono”, agrega Aguilera.

La orientación de la Cooperativa siempre ha estado enfocada en la seguridad de los socios. “Un buzo, con cualquier matrícula que tenga, si quiere trabajar a salvo, preservando su integridad, la de su equipo y su familia, la Cooperativa es la mejor opción. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de los socios”, plantea Miguel Ángel, quien manifiesta que como Cooperativa, están rompiendo paradigmas. “Actualmente la contratación de buzos se basa en que estos tengan matrícula y examen pre ocupacional al día. Sin embargo, nosotros, para poder integrar a un socio, debe cumplir un perfil del cargo y debe tener una introducción a lo que es una Cooperativa”.

Con su dirección comercial en Coyhaique, los socios de Smart Diving provienen de Puerto Varas, Puerto Montt, Chiloé y Osorno y actualmente están abocados al desarrollo de Smart Diver, un sistema de monitoreo y control de buceo en tiempo real que apoya la labor del supervisor a través de un software y un hardware compatibles con los equipos que actualmente están operativos en centros de cultivo.

Lea también: