Saltar al contenido principal

Desarrollan complejo de cobre con actividad antibacteriana contra Flavobacterium

Este tipo de complejos serían buenos candidatos para la generación de nuevos tratamientos contra el patógeno bacteriano. Foto: AllerAqua.
Este tipo de complejos serían buenos candidatos para la generación de nuevos tratamientos contra el patógeno bacteriano. Foto: AllerAqua.

Chile: Científicos chilenos sintetizaron un nuevo complejo de cobre, que en condiciones in vitro mostró no ser tóxico para las células de trucha arcoíris, y poseer actividad antibacteriana.

Investigadores de la Universidad de Santiago de Chile (USACh) y la Universidad de Chile (UCh) crearon un nuevo compuesto a base de cumarina, que junto con el cobre (Cu) forman un complejo con buena actividad antibacteriana contra F. psychrophilum.

De acuerdo con los desarrolladores, varias cumarinas aisladas de forma natural, así como sus análogos modificados químicamente, son activos contra numerosas cepas bacterianas, incluidas aquellas que han desarrollado resistencia a múltiples fármacos.

Por ello, sintetizaron un nuevo complejo de cobre (I)-cumarina, [Cu(NN1)2](ClO4), y evaluaron su actividad antibacteriana mediante microdilución y su citotoxicidad en tres líneas celulares diferentes de salmón y trucha arcoíris.

Efecto antibacteriano

El efecto de la cumarina sobre F. psychrophilum  sólo se observó a una alta concentración del compuesto (IC50 160,0 ± 25,5 µg/mL, MIC 512 µg/mL y MBC <512 µg/mL). Así, el complejo de cobre (I) mostró un efecto antibacteriano más similar al precursor, pero con mayor potencia.

“Estos datos sugieren que en el complejo de cobre (I), el centro metálico Cu (I) es el principal responsable de la actividad antibacteriana contra F. psychrophilum. El aumento de la capacidad antibacteriana observado en el complejo de cobre (I), podría estar dado por la coordinación del ión metálico con el ligando NN1 lo que mejoraría la permeabilidad celular aumentando la cantidad de Cu dentro de la célula”, explicaron los científicos.

En cuanto a la toxicidad celular del complejo de cobre (I), los expertos descubrieron que ésta era dependiente de la línea celular y la concentración del compuesto, siendo menos tóxico en células de trucha arcoíris. No obstante, no observaron toxicidad para la cumarina en ninguna de las líneas.

“El aumento de la toxicidad del complejo de cobre (I) en comparación con la cumarina, probablemente se debió a la capacidad de la cumarina para penetrar en la membrana, funcionando como portador del centro metálico de Cu del complejo”, señalaron los especialistas.

Con estos resultados, concluyeron que “la complejación con el ligando derivado de cumarina, mantendría el estado de oxidación logrando una actividad antibacteriana con bajas cantidades de Cu, haciendo de este tipo de complejos buenos candidatos para la generación de nuevos tratamientos contra F. psychrophilum como una estrategia antimicrobiana segura y adecuada”.

Lea o descargue el estudio completo en la última edición de revista Salmonexpert.

Lea también: