Saltar al contenido principal
Planta de Salmones Austral. Foto: Salmones Austral.
Planta de Salmones Austral. Foto: Salmones Austral.

Chile: Aunque tuvo que cancelar la operación momentáneamente, la empresa afirmó que mantiene su proyección de abrirse a Bolsa durante 2023, en medio de las positivas proyecciones para la industria. 

El directorio de Salmones Austral decidió cancelar de manera voluntaria la inscripción de la sociedad y sus acciones en el Registro de Valores de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), ya que no será posible concretar la apertura a bolsa dentro del plazo legal que vence en octubre.

“Dado que no es posible extender el período para materializar la Oferta Pública de Acciones, hemos optado por deslistarnos voluntariamente del registro de la CMF. Sin perjuicio de esto, es necesario destacar que esto es transitorio, porque la compañía mantiene sus planes de abrirse a bolsa durante 2023”, explicó Christian Samsing, vicepresidente de Salmones Austral, quien acotó que, para materializar la OPA, la empresa deberá iniciar desde cero el proceso ante el regulador financiero.

“Las perspectivas para la industria salmonicultora son auspiciosas en el corto y mediano plazo. De hecho, esperamos terminar 2022 con resultados positivos, gracias a la reactivación de los canales Horeca -hoteles, restaurantes y catering- y al alza en el precio del salmón”, comentó Samsing.

Además de la cancelación voluntaria de la inscripción en la CMF, el directorio también determinó dejar sin efecto el aumento de capital por
US$ 47,7 millones dividido en 250 millones de acciones nominativas que se había acordado en la Junta Extraordinaria de Accionistas celebrada específicamente el 29 de octubre de 2019.

“Si bien no realizaremos el aumento de capital, esto no significa que pondremos en pausa nuestros planes. Por el contrario, hemos decidido continuar con nuestro programa de inversión y mejoras productivas”, precisó Samsing.

El directorio citó a Junta Extraordinaria para el próximo 30 de agosto, sesión en la que los accionistas deberán votar sobre ambos temas, así como todas las materias complementarias y necesarias para la implementación de los acuerdos.

Ello, incluyendo las modificaciones a los estatutos sociales que eliminen la obligatoriedad de sujeción a las normas de las sociedades anónimas abiertas y fiscalización de la CMF.

Lea también: