Saltar al contenido principal
Piscicultura Petrohué. Foto: Salmones Camanchaca.
Piscicultura Petrohué. Foto: Salmones Camanchaca.

Chile: La empresa registró nuevamente utilidades en el primer trimestre de este año, gracias a los precios récord de venta en los mercados, y a las menores mortalidades de peces en el período.

Salmones Camanchaca cosechó 8.108 toneladas WFE de salmón Atlántico en el primer trimestre de 2022, 11,5% inferior a igual período de 2021, donde la baja ocurrió por el adelanto de cosecha a pesos de 4,2 kilos versus 4,7 kilos del primer trimestre del año pasado originado por eventos de bajas de oxígeno. 

Concluyó también en este trimestre la temporada 2021 de salmón coho, cosechando las últimas 663 toneladas WFE, que se comparan con ausencia de cosechas en la primera parte de 2021 pues la temporada 2020 se cosechó dentro de ese año. Las ventas en primer trimestre de 2022 fueron 1.207 toneladas WFE, levemente inferiores a las 1.375 toneladas WFE de igual período del año pasado.

El precio promedio de venta del salmón Atlántico fue US$ 6,77/kg WFE, 34% superior al primer trimestre de 2021, o US$ 1,71/Kg WFE de alza en doce meses. La compañía logró durante el trimestre capturar las subidas de precios del mercado “spot” o contado, generando un efecto precio favorable de US$21 millones. De esta forma, y a pesar del menor volumen vendido, el aumento de los ingresos fue de US$ 11,3 millones, alcanzando un total de US$ 80,9 millones, 16,3% superior. 

Los costos ex jaula en el trimestre alcanzaron los US$ 4,36/Kg pez vivo, un 11,4% superiores, afectados por el bajo peso de cosecha que generó hacerlo anticipadamente por bajas de oxígeno en un centro que representó 45% de las cosechas del trimestre. El costo también fue afectado por cosechas desde centros afectados por el bloom de algas del fiordo Comau en abril 2021, y por el alza en costo de los alimentos. Estos últimos subieron 30%.  

Asimismo, las mortalidades extraordinarias del trimestre por bajas de oxígeno impactaron en US$3,7 millones los resultados, aunque esta cifra es significativamente inferior a los US$ 7,3 millones de impacto de primer trimestre de 2021 cuando hubo blooms en fiordos del Comau y Reñihue. Por otra parte, los gastos incurridos en centros inactivos (sin biomasa o sólo con aquella necesaria para evitar su caducidad) fueron US$ 2,9 millones en el trimestre.

El EBIT antes de Fair Value del primer trimestre de 2022 subió casi US$11 millones, registrando US$0,4 millones negativos, donde los mayores precios de mercado compensaron las mortalidades extraordinarias, los mayores costos y la menor escala indicados más arriba. Con ello, la mejora de EBIT/Kg WFE de salmón Atlántico fue de 74 centavos de dólar. En el caso del salmón coho, el EBIT/Kg WFE alcanzó los US$1,8/Kg, y en la temporada (4T 2021 y 1T 2022) el EBIT/Kg superó los US$2, como resultado de los mejores precios de venta y la diversificación en los mercados.

En consecuencia, Salmones Camanchaca registra en el primer trimestre de 2022 una ganancia después de impuestos de US$1,6 millones, resultado favorable al compararlo con la pérdida de US$15,2 millones del el mismo lapso de 2021, mejora atribuible principalmente a la recuperación de los precios de mercado y a menores mortalidades extraordinarias.

Al respecto, el vicepresidente de Salmones Camanchaca, Ricardo García, admitió que aunque están lejos de lo que debiesen ser los próximos trimestres, “la demanda por salmón en el mundo sigue fuerte y los consumidores han agregado más salmón a la dieta semanal, lo que ha favorecido sus precios y compensado alzas de costos que hemos visto en varios componentes del costo del producto. En estos primeros meses nos hemos reencontrado cara a cara con los grandes compradores del mundo, en las ferias de Boston y Barcelona, ratificando el gran interés que existe por el salmón chileno, por su alto valor nutricional, por su calidad, y porque es más sustentable que la gran mayoría de otras proteínas”.

Lea también: