Skip to main content

Carbono neutral: El punto más desafiante en la industria es el uso de diésel

Alfredo Tello, gerente Técnico y de Sustentabilidad de Salmones Camanchaca. Foto: Archivo Salmonexpert.
Alfredo Tello, gerente Técnico y de Sustentabilidad de Salmones Camanchaca. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Alfredo Tello, gerente Técnico y de Sustentabilidad de Salmones Camanchaca, plantea que uno de los puntos débiles del sector para dejar la dependencia a los combustibles fósiles es la dificultad de acceso a energías alternativas. 

En la última pregunta realizada a nuestros lectores: “¿Es posible que la salmonicultura chilena alcance el objetivo de ser carbono neutral al año 2025?”, el 58% respondió que sí es posible, mientras que el 42% afirmó que no.

Frente a esto, una de las empresas que ha manifestado públicamente que pretende alcanzar este objetivo es Salmones Camanchaca, la cual recientemente presentó su Informe de Sustentabilidad 2018, donde Alfredo Tello, gerente Técnico y de Sustentabilidad, explicó en detalle el nuevo modelo de sostenibilidad de la compañía.

Sumado a lo anterior, la empresa fue la primera salmonicultora en registrar su huella de carbono en el programa Huella Chile.

¿Podría la industria salmonicultora en general sumarse a la meta de carbono neutralidad hacia el 2025? “Todo es posible”, responde Tello, “sin embargo las probabilidades de que la industria en su conjunto logre ser carbono neutral al 2025 son bajas, ya que requiere un esfuerzo conjunto de diagnóstico y de desarrollo de estrategias que pueden ser distintas para las diferentes compañías”.

No obstante, existen puntos críticos que se pueden priorizar, como por ejemplo el uso de combustibles fósiles. “El punto más desafiante en la industria es el uso de diésel en los generadores que se utilizan en los pontones que están repartidos a lo largo de las distintas regiones del sur, y donde la verdad es que no hay fuentes alternativas de energías, por lo tanto la sustitución de los combustibles fósiles es mucho más dificil que en operaciones industriales de otro tipo que pueden tener acceso a la red eléctrica nacional”, argumenta el ejecutivo.

El caso de Camanchaca

Justamente, esta es una de las medidas concretas que implementará Salmones Camanchaca en su plan de reducción de emisiones. La salmonicultora pretende reemplazar el diésel para llegar a utilizar como fuente de energía sólo las de tipo renovable, que hoy en día representan el 46% de la capacidad instalada de la firma.  

“El diésel en nuestras operaciones de agua dulce será reemplazado por energía hidráulica. Aparte de esto, nuestro contrato corporativo de electricidad pasará el 2022 a 100% renovables, lo que consistirá en una mezcla de distintas fuentes de generación”, indica el gerente Técnico y de Sustentabilidad de Salmones Camanchaca.

También, establecerán bonos de compensación de emisiones con proyectos locales, que son instrumentos que permiten compensar unidades equivalentes de CO2. En cuanto a cuál es la efectividad de estos bonos, Tello señala que “para que un bono de compensación proveniente de un proyecto (forestal u otro) compense efectivamente una emisión, debe pasar por un proceso de certificación con estándares internacionales cuya función es acreditar que efectivamente se produjo una captura de CO2”.

Finalmente, implementarán un programa de manejo de reforestación forestal en un predio de mil hectáreas que tiene Salmones Camanchaca en Petrohué, y consiste en implementar y certificar medidas de manejo forestal que maximicen la absorción de CO2.

Lea también: