Saltar al contenido principal

Emprendedor levanta nuevo astillero para incrementar competencia naviera

Ingeniero Naval Franco Orellana. Foto: Cedida.
Ingeniero Naval Franco Orellana. Foto: Cedida.

Chile: El ingeniero Naval Franco Orellana, entrega servicios de construcción, mantención y reparación de embarcaciones y artefactos acuícolas menores, y planea fabricar un catamarán de fondeo.

El ingeniero naval con mención en arquitectura egresado de la Universidad Austral, Franco Orellana, levantó recientemente una empresa que promete incrementar la competencia en la industria local naviera: Astilleros y Servicios Acuícolas Huayna. 

Orellana comentó a Salmonexpert que, a través de este nuevo astillero -ubicado en Lagunitas Km. 4,5, región de Los Lagos-, “nuestros clientes encontrarán servicios de construcción, mantención y reparación de embarcaciones y artefactos menores de hasta 200 toneladas, además de fabricación de misceláneo naval, estructuras metálicas, pintura y servicios de corte por plasma CNC”.

La empresa de Ingeniería Naval Pro ha realizado la validación de todos los documentos que son exigidos por la Autoridad Marítima para el correcto funcionamiento del astillero. Mientras dure el proceso de revisión, están autorizados para operar, en una zona de trabajo bajo techo de 750 m2, un amplio patio de 2.000 m2 disponible para el movimiento de estructuras, recepción y despacho de vehículos de carga y maquinaria pesada. 

A diferencia de otros astilleros, los trabajos se realizan alejados del mar. “Considerando que nuestro proceso de construcción de naves se suma una etapa, la de transporte, que a primera vista resulta tediosa, la construcción alejada del mar disminuye los costos implicados en la fabricación de embarcaciones, pues en los presupuestos de los procesos tradicionales de construcción a orilla de mar, es normal que se contemplen costos asociados a uso de varadero, que son gastos importantes de dinero por el su uso de estos espacios mientras se esté construyendo”, detalló el ingeniero naval.

“Otro factor no menor e importante al elegir construir lejos de orilla playa considera la disminución del impacto ambiental, que se produce directamente sobre el mar y suelo, como lo son la erosión de terreno costero, la producción de óxido, aceites, disolventes, lixiviados y todo tipo de material contaminante, derivado de la fabricación y reparación de embarcaciones”, destacó el fundador de Astilleros y Servicios Acuícolas Huayna. 

Con todo, el emprendedor recalcó que lo anterior no significa que sus métodos de construcción no generen los mismos tipos de productos contaminantes, sin embargo, “en tierra el control de éstos es mucho más factible y la ausencia de atmósfera marina disminuye la producción de oxido férrico, por ende, menor corrosión en los materiales lo cual se traduce finamente en menor producción de elementos contaminantes”.

Igualmente, Orellana dio a conocer que, a corto plazo, no sólo tiene como objetivo establecer a su empresa en el mundo competitivo de la construcción y a futuro como ferretería naval, sino que también en el rubro naviero, es por ello que gracias a una alianza comercial con la compañía Naval Pro, surge el proyecto de un catamarán de fondeo de 60 toneladas de levante. 

Dentro de las características más relevantes del proyecto, “destaca la versatilidad de modelo, éste permite convertirlo a remolcador menor, con un bollard pull de 11,5 toneladas, lo que le da un plus significativo, dada su gran capacidad de carga, de autonomía y una comodidad pensada para el buen navegar de las futuras tripulaciones. Actualmente, el modelo se encuentra en construcción en nuestro astillero y esperamos verlo en funcionamiento dentro de los próximos meses”.

Lea también: