Saltar al contenido principal

Empresa adquirida por CageEye desarrolla nuevo contador de piojos de salmón

Noruega: Se trata del grupo Sealab, que se unió a la compañía que también provee a la acuicultura chilena, para la observación y el análisis del comportamiento de peces con inteligencia artificial.

El nuevo contador de piojos de salmón de Sealab aún está en desarrollo, y la compañía cree que es importante tener una buena documentación antes de comenzar a venderlo. La tecnología de la empresa ahora se ha fusionado con senoric de CageEye, después de que Bluegrove la adquiriera. 

“El contador de piojos de salmón de Sealab aún está en desarrollo. Tenemos varios proyectos diferentes para probar esto, pero no presentaremos ningún producto este año”, dice el gerente general Joakim Myrland al medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no. 

La compañía todavía no ha aprobado el contador de piojos para su uso en la jaula de salmones. “Creemos que es necesaria una buena documentación, preferiblemente en colaboración con un jugador externo primero. Será crucial para nosotros que el sistema esté aprobado antes de comenzar a vender la solución”, asegura el ejecutivo.

Sealab tiene 12 empleados y la empresa fue adquirida recientemente por Bluegrove. La iluminación subacuática y la tecnología de cámaras de Sealab ahora se fusionarán con los sensores acústicos desarrollados por la subsidiaria de Bluegrove, CageEye, que también provee a la salmonicultura chilena.

“Ambas tecnologías monitorean el comportamiento de los peces en la jaula para comprender las necesidades de los peces durante la alimentación. Sin embargo, las tecnologías observan aspectos muy diferentes”, afirma Bendik S. Søvegjarto, quien es CEO de Bluegrove. 

Las dos empresas ahora combinarán la experiencia, el conocimiento y la tecnología de vanguardia de la otra en la observación y el análisis del comportamiento de los peces. La nueva solución Bluegrove pronto estará disponible para más empresas, donde la plataforma de tecnología abierta podrá contribuir a un desarrollo más rápido y un mayor uso de la inteligencia artificial avanzada y el aprendizaje automático en toda la industria de la acuicultura.

Como parte de la adquisición, Sealab Ocean Group invirtió NOK 44 millones (cerca de US$5 millones) de capital fresco en la organización Bluegrove, como parte de la estrategia de crecimiento de la compañía luego de la operación de compraventa. 

Lea también: