Saltar al contenido principal
Imagen referencial de nanoburbujas. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de nanoburbujas. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El grupo Moleaer da a conocer en Chile su tecnología disruptiva que, por medio de nanoburbujas, es destructiva para las etapas planctónicas de los piojos de salmón.

El grupo Moleaer, que entrega soluciones libres de químicos para el tratamiento del agua como las nanoburbujas, comenzó a operar en 2016, con su base en Torrance, Los Ángeles California, Estados Unidos. Desde el 2017, ha recibido US$11 millones de fondos privados de inversión y el Premio Empresa Innovadora del 2017 "Global Water Awards", otorgado por Global Water Intelligence, el principal editor y organizador de eventos que sirve a la industria internacional del agua.

En entrevista con Salmonexpert, el gerente de Desarrollo de Negocios de Moleaer Chile, Fernando Figueroa, da a conocer que el grupo opera hace más de dos años en el país con representantes para proveer sus servicios, pero desde 2020 trabaja directo a nivel local, con el objeto de asesorar y apoyar a los clientes en la solución de problemáticas de optimización en el uso del agua.

“Escogimos a la salmonicultura chilena por su relevancia, reconocida capacidad de innovación, y porque podemos aportar en la resolución de las problemáticas propias de la industria, que le permitirán aumentos en su productividad, reducción de consumo de químicos y un menor impacto ambiental”, afirma el ejecutivo. 

Y una de sus soluciones apunta fuerte al Caligus, con tecnología disruptiva, que consiste en generar nanoburbujas de tamaños menores a 0,4 micrón a escala industrial. “Implica suministrar un chorro de agua saturada de nanoburbujas de oxígeno menores de 0,4 micras dentro de las jaulas de cultivo de los salmones. Además del aporte de oxígeno por medio de las nanoburbujas, éstas, al colapsar destruyen los primeros estados larvales de Caligus (Svendsen, E. & Col. 2017)”, expone Figueroa.

Fernando Figueroa, gerente de Desarrollo de Negocios de Moleaer Chile. Foto: Linkedin.
Fernando Figueroa, gerente de Desarrollo de Negocios de Moleaer Chile. Foto: Linkedin.

Los equipos del grupo Moleaer generan nanoburbujas menores de 0,4 micrón mediante la inyección de gas al agua, a una muy alta presión. “La solución opera con nanoburbujas saturadas de oxígeno, que se distribuyen de manera uniforme dentro de la balsa de cultivo. Una vez inyectadas las nanoburbujas en el agua de la jaula de cultivo, las burbujas comienzan a disminuir de tamaño, aumentando la presión parcial de oxígeno. Llega un momento en que las nanoburbujas colapsan, la energía contenida dentro de éstas se libera en forma de calor local y ondas de presión en el punto de colapso. Este colapso de la nanoburbuja afecta los organismos que se encuentran en la zona donde ocurre, como el Caligus”, detalla el gerente de Desarrollo de Negocios de la empresa en Chile.

Como antecedente, Svendsen & Col (2017), asegura el ejecutivo, encontraron que el tratamiento por medio de las nanoburbujas es destructivo para las etapas planctónicas de los piojos de salmón, “y así puede contribuir a reducir la descarga de patógenos y parásitos de los wellboats cuando se adapta para este propósito y se combina con los métodos existentes de desinfección de agua”. El sistema del grupo Moleaer Chile para el Caligus se encuentra en estado de solicitud de Patente de Modelo de Utilidad, para su próxima comercialización. 

Para mayores detalles del sistema que busca combatir al Caligus, puede llamar a Fernando Figueroa al número celular +56950128652 o a través de su e-mail fernando@moleaer.com.

Lea también: