Saltar al contenido principal

¿En qué utilizará Salmones Camanchaca los recursos de su aumento de capital?

Centro de cultivo Playa Maqui. Foto: Salmones Camanchaca.
Centro de cultivo Playa Maqui. Foto: Salmones Camanchaca.

Chile: Entre otras acciones para disminuir riesgos, la empresa reducirá la siembra y cosecha de salmón Atlántico en la región de Los Lagos, reemplazando esta producción en centros propios de Aysén.

Ayer, en Junta General Extraordinaria de Accionistas de Salmones Camanchaca, fue aprobado -por unanimidad- el aumento de capital por hasta US$30 millones propuesto a fines de septiembre por el directorio de la compañía nacional.

En la instancia, que contó con la participación del 97% de los accionistas, el vicepresidente del directorio, Ricardo García, detalló los fundamentos tras esta acción, explicando que el aumento de capital permitirá a Salmones Camanchaca avanzar en el cumplimiento de su meta cercana a las 70 mil toneladas hacia la mitad de la presente década, tras el impacto en los resultados financieros de los bajos precios durante la pandemia y las floraciones de algas del verano 2021, excepcionalmente seco y soleado, según comunicado de prensa.

“La administración de la compañía ha propuesto un plan extraordinario de inversiones que ayude a reducir estos riesgos en el futuro, consistente en tres aspectos: el primero es reducir la siembra y cosecha de salmones Atlántico en los fiordos de la región de Los Lagos, reemplazándolos por siembras en centros propios de la región de Aysén que gozan de mejor renovación de aguas y menor riesgo de floraciones o faltas de oxígeno. Lo segundo es dotar a los centros que están expuestos a estos riesgos, con dispositivos, tecnologías y equipos que los mitiguen. Y, por último, en los centros ubicados en los fiordos de la región de los Lagos, sustituir parcialmente la especie salmón Atlántico por la de coho, que se cosecha antes del verano”, indicó el directivo.

Luego, el aumento de capital permitirá sustentar este plan que tiene una magnitud aproximada de US$25 millones y, en los próximos dos años, recuperar la producción obtenida en 2019-2020, dándole más estabilidad a los resultados de la compañía, al reducir algunos de los riesgos propios de la actividad.

El vicepresidente de la compañía agregó que, “en paralelo, estimamos que la reconstrucción del activo biológico perdido en los eventos algales de este verano, se podrá financiar con la generación de flujos operacionales que esperamos ver a partir del cuarto trimestre de este año 2021”.

“Mirando hacia adelante, la demanda se ve muy robusta. No solo la gente ha regresado a los restaurantes y hoteles, sino que ahora come más salmón en sus casas, y el reflejo de eso es que en los últimos pocos meses hemos visto los precios más altos de la historia. Para nosotros, esta señal de la demanda significa que las tendencias de consumo que había antes de la pandemia se han mantenido intactas”, apuntó García.

El directivo agregó que “en resumen, vemos que nuestra compañía está en un sector de mucho atractivo para los consumidores de proteínas en el mundo y que su demanda crece robustamente, de la mano de los precios. Vemos también que se han ajustado los planes de crecimiento para dotarlo de menos vulnerabilidades, de forma que los resultados sean más estables, y para lo cual este aumento de capital resulta necesario y conveniente para sus accionistas”.

Lea también: