Saltar al contenido principal

Expertos chilenos dan a conocer alteraciones más comunes en ovas de salmón

Imagen: Salmonexpert.
Imagen: Salmonexpert.

Chile: Investigadores nacionales determinaron que el corion blando fue la alteración más común en ovas salmonídeas, donde las condiciones ambientales que afectan al agua serían factor relevante.

El corion es la envoltura principal que protege a las ovas contra acciones mecánicas, patógenos y cambios abruptos en las condiciones físicas y químicas del medio de incubación. Las características de esta estructura se consideran uno de los determinantes importantes relacionados con la calidad de las ovas.

La alteración del corion está relacionada con la disminución de las tasas de supervivencia de los embriones y, por lo tanto, puede provocar una disminución del rendimiento reproductivo y pérdidas importantes para las empresas salmonicultoras.

“Por lo tanto, es importante caracterizar e informar la aparición de estas alteraciones que pueden ser consecuencia de variaciones de factores intrínsecos (por ejemplo, genéticos y fisiológicos) y extrínsecos (por ejemplo, ambientales)”, exhibieron científicos de la Universidad Católica de Temuco (UCT) en un nuevo estudio publicado.

Justamente, en la investigación realizada por los expertos chilenos, caracterizaron las diferentes alteraciones del corion observadas en ovas ojo vivas recolectadas durante 14 años (2006–2019) de 12 pisciculturas de salmón y trucha ubicadas en la región de La Araucanía.

Las diferentes alteraciones del corion encontradas exhibieron características similares en las tres especies y en base a la apariencia de las ovas, los investigadores describieron las siguiente alteraciones: corion blando, corion con manchas blancas, corion oscuro, corion perforado y burbujas.

No obstante, el corion blando como la alteración más común observada, estando presente en toda la serie de 14 años analizada en salmón Atlántico y afectando hasta el 35% de las muestras examinadas en un año. Esta alteración también afectó hasta el 20% y 5,7% de las muestras de salmón coho y trucha arcoíris analizadas en un año, respectivamente.

“También encontramos un aumento de otras alteraciones del corion, incluido corion perforado y con manchas blancas en salmón Atlántico y salmón coho, en los últimos ocho años”, dieron a conocer los especialistas de la UCT.

Parámetros ambientales

Entre las tres especies salmonídeas, la trucha arcoíris exhibió menos alteraciones del corion, encontrándose sólo dos alteraciones del corion: corion blando y corion perforado.

Alteraciones encontradas por los científicos: A) corion blando, B) corion con manchas blancas, C) corion perforado y D) burbujas. Fuente: Valdevenito y col., 2021.
Alteraciones encontradas por los científicos: A) corion blando, B) corion con manchas blancas, C) corion perforado y D) burbujas. Fuente: Valdevenito y col., 2021.

A pesar de que los autores precisaron que los estudios similares son escasos, quizás porque los registros de datos son confidenciales, dificultando la comparación de los resultados con datos provenientes de otras ubicaciones geográficas, plantearon una posible relación de las alteraciones con el amonio, potasio y fósforo en el agua.

Lo anterior debido a que, según señalaron los científicos, las actividades agrícolas y acuícolas aguas arriba han dado como resultado un aumento de materia orgánica disuelta, que conduce a un aumento en la carga bacteriana y también a un mayor contenido de nitrógeno y fósforo en los ríos del sur de Chile.

“Determinar si los parámetros del agua han cambiado a lo largo de los años aquí reportados y su posible relación con la ocurrencia de alteraciones del corion es clave para tomar acciones para preservar o mejorar el desempeño reproductivo de las pisciculturas”, expusieron los expertos.

“Dado que las ovas analizadas se obtuvieron de reproductores mantenidos en condiciones industriales estándar, estas alteraciones podrían estar vinculadas a cambios en las condiciones ambientales que afectan el agua de incubación que deben investigarse más a fondo”, concluyeron los especialistas.

Lea el estudio completo titulado “Chorion Alterations in Eyed-Stage Salmonid Eggs Farmed in La Araucanía, Chile: A Retrospective Study”, aquí.

Lea también: