Skip to main content

Finaliza proceso de asesoría técnica para la detección de tenacibaculosis

Funcionarios de la dirección regional de Los Lagos asistentes a la asesoría técnica. Foto: Rubén Avendaño-Herrera.
Funcionarios de la dirección regional de Los Lagos asistentes a la asesoría técnica. Foto: Rubén Avendaño-Herrera.

Chile: Las actividades culminaron en la región de Los Lagos, capacitando a un total de 20 funcionarios de las direcciones regionales de Sernapesca.

El pasado 14 de diciembre se realizó la última asesoría técnica contemplada dentro del proyecto “Análisis para la detección de Tenacibaculosis, enfermedad emergente en salmónidos, evaluación de la condición sanitaria en terreno y asesoría técnica para el Sernapesca” ejecutado por el investigador del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (Incar) y académico de la Universidad Andrés Bello Rubén Avendaño-Herrera.

Los tres talleres teórico-prácticos se realizaron en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes y se capacitó a un total de 20 funcionarios de las Direcciones Regionales de Sernapesca.

Junto con la asesoría técnica, se creó una ficha de la enfermedad y el protocolo de muestreo para su correcto diagnóstico. También, se realizó una intensiva campaña de diagnóstico mediante técnica de PCR aislamiento del agente dirigido a centros de engorda con cuadros clínicos de la enfermedad en Magallanes, para luego seguir con Los Lagos.

El Dr. Avendaño-Herrera evalúo positivamente la actividad y recepción por parte de los participantes señalando que “ahora los fiscalizadores pueden, de primera mano, tener acceso a información científica-teórica y práctica de la tenacibaculosis y su agente. El proyecto también permitió abordar otras inquietudes asociadas al tratamiento e infecciones mixtas con piscirickettsiosis”.

La tenacibaculosis llegó para quedarse y será común que aparezcan brotes en los meses de invierno. Luego, para cuando comience a subir la temperatura del agua, ésta enfermedad se presentará en conjunto con SRS

Dr. Rubén Avendaño-Herrera

En cuanto a la importancia de la enfermedad y proyecciones futuras, el también director del Laboratorio de Patología de Organismos Acuáticos y Biotecnología Acuícola de la Universidad Andrés Bello (UNAB) comenta que “la tenacibaculosis llego para quedarse y será común que aparezcan brotes en los meses de invierno, luego, para cuando comience a subir la temperatura del agua, esta enfermedad se presentará en conjunto con la piscirickettsiosis. Entendiendo esta situación y que los antibióticos como florfenicol y oxitetraciclina no son recomendables para su tratamiento, en el caso del último por los periodos de carencia, debería pensarse en desarrollar medidas preventivas como autovacunas”.

“Nosotros tenemos mas de 150 aislados desde el 2010 a la fecha y tenemos bastante conocimiento sobre esta enfermedad y su agente, por lo que una de las metas que me he planteado es conseguir la autorización de nuestro laboratorio para poder experimentar y generar autovacunas para controlar la enfermedad”, declara el experto.

 

Objetivo del proyecto

El objetivo del proyecto fue obtener un análisis diagnóstico de la tenacibaculosis en centros de cultivo en mar. Incluyó la creación de una ficha técnica de la enfermedad y la implementación de un protocolo de muestreo para la estandarizacón de los procedimientos requeridos en el aislamiento de bacterias del tipo Tenacibaculum sp., esto con la finalidad de permitir una vigilancia permanente de la enfermedad.

Por último, Avendaño-Herrera plantea que uno de los capítulos post-campaña de muestreo y diagnóstico a considerar, es que se proponga un método fiable de análisis de diagnóstico, especialmente PCR. Lo anterior debido a que se diagnostican varios casos asociados a Tenacibaculum maritimum, pero a la fecha no han logrado obtener ningún aislado de dicha especie.