Saltar al contenido principal

"Hay que dar a las mujeres puestos directivos y el mismo salario en acuicultura"

Antje Krieger (44) prospera en la industria acuícola y le gusta la interacción en su trabajo como Técnica de Operaciones. Foto: Cedida.
Antje Krieger (44) prospera en la industria acuícola y le gusta la interacción en su trabajo como Técnica de Operaciones. Foto: Cedida.

Noruega: Antje Krieger, Técnica de Operaciones en Lerøy, afirma que el incluir más mujeres en la salmonicultura puede ahorrar dinero a las empresas, ya que son más cuidadosas con los equipos que los hombres. 

Antje Krieger ha hecho malabarismos con la educación, la vida familiar y el trabajo al cien por cien en Lerøy en los últimos años, y cree que la industria acuícola debe facilitar las cosas a las mujeres, y al mismo tiempo mejorar su capacidad de expresarse y avanzar. 

German Antje Krieger (44) trabaja como Técnica de Operaciones en una instalación en Lerøy Sjøtroll en la región de Nordhordland, Noruega, desde abril de 2019.

“Tengo un interés genuino en la industria de la acuicultura y un deseo de contribuir a la buena salud de los peces, una producción sostenible, eficiente y rentable. La industria es muy versátil con muchas oportunidades de desarrollo y tengo la suerte de tener una vida diaria muy variada”, dice con entusiasmo la profesional. 

Krieger creció en Alemania, asistió al Philipp Cousteau Gymnasium y estudió "Ciencias de la pesca y acuicultura" en la Universidad Humboldt de Berlín. Su fascinación por la salmonicultura, afirma, siempre ha estado ahí, y llegó por primera vez a Noruega en el otoño (Hemisferio Norte) de 2008 para ocupar un puesto en la Nord University.

La mujer de 44 años tiene un gran compromiso y le apasiona que más mujeres elijan una carrera en la industria del salmón, y cree que la acuicultura necesita mujeres buenas y motivadas en el camino por delante, para garantizar la producción de productos del mar de alta calidad de una manera suave y sostenible, de manera eficiente y rentable.

“La interacción entre la biología, el medio ambiente y la tecnología de los peces es muy importante y un intercambio activo entre la práctica / campo y la investigación. Hay muchas mujeres motivadas y comprometidas que trabajan a lo largo de toda la cadena de valor”, asegura la experta.

“Para tener éxito en la industria de la acuicultura, uno debe prosperar en un sector aún dominado por hombres donde se unen cada vez más mujeres. Tienes que creer en ti misma y demostrar lo que puedes hacer. Al mismo tiempo, hay que enseñar y recibir conocimientos”, apunta Krieger.

“Si quieres trabajar en el mar, debes ser fuerte y disfrutar de las cuatro estaciones que tienes ahí fuera. Pero todo tiene su encanto. No tenga miedo de conducir un barco o de llevar equipos o procesos técnicos, todo se puede aprender con el tiempo. Las mujeres suelen tener cuidado con el equipo, pero también puede ahorrar dinero a las empresas porque los hombres no siempre son tan cuidadosos”, manifiesta la profesional.

¿Cómo cree que se debería contratar a más mujeres en la industria de la acuicultura y los productos del mar?
Hay que motivarlas y apoyarlas en su desarrollo. Creo que uno tiene que ir específicamente a las escuelas intermedias y secundarias con campañas para las mujeres en la industria acuícola. Luego también poder ofrecer pasantías y períodos de familiarización en las empresas con una posible posibilidad de empleo posterior. 

¿Qué se debe hacer para igualar más a las mujeres en la industria salmonicultora? 
Hay que trabajar para dar a las mujeres puestos directivos y el mismo salario independientemente del perfil del puesto. Además de darles desafíos y dejar que aporten sus opiniones. También es importante que las empresas faciliten la licencia con sueldo para estudios superiores, para que tengas la oportunidad de compaginar esto, como lo he hecho en mi carrera laboral.

Lea también: