Saltar al contenido principal

SMIR alcanza acuerdo con naviera para operar tratamiento contra Caligus en Chile

Barco oceánico
Barco oceánico

Chile: Las primeras dos líneas del sistema mecánico Hydrolicer para el control del parásito del salmón, serán montadas en el barco “Pionero”, de gran autonomía y con capacidad similar a los europeos.

La industria del salmón en Chile va a contar con una nueva alternativa para el tratamiento del Caligus, esto, luego de que Servicios Marítimos Altamar le comprara recientemente a la firma noruega SMIR las primeras dos líneas del sistema mecánico para el control del parásito, Hydrolicer.

“A diferencia de otras tecnologías utilizadas en la industria local, este sistema no usa productos químicos, operando con agua de mar a temperatura ambiente y baja presión. De esta manera, es una solución más amigable con el medio ambiente y también con los peces, ya que reduce el estrés y promueve el bienestar animal”, afirman desde SMIR.

“Estamos haciendo una gran inversión, ya que creemos que esta tecnología es lo que necesita la industria del salmón en Chile, debido a que es ambientalmente muy amigable”, explica Carlos Piderit, gerente Comercial y de Operaciones de Servicios Marítimos Altamar, compañía que hace más de 20 años le presta servicios a las salmonicultoras, principalmente apoyando a los centros de cultivo en mantención de redes, limpieza, remolque, levantamiento de fondeo y traslado de centros, entre otros servicios.

Por su parte, el CEO de SMIR, Øyvind Nymark, destaca que este negocio es un gran hito para la compañía, debido a que por primera vez Hydrolicer será utilizado en el hemisferio sur: “Estamos ansiosos porque la industria acuícola chilena pruebe nuestra tecnología”.

Velar por el correcto funcionamiento

Las dos unidades del Hydrolicer, que tienen una capacidad de tratamiento de 70/80 toneladas por hora, serán montadas en una embarcación que está siendo remodelada para prestar el servicio de tratamiento de Caligus.

El “Pionero”, es un barco oceánico de gran autonomía y con capacidad muy similar a los que se utilizan en Europa.

La operación de esta tecnología, sin embargo, estará a cargo de SMIR. “Técnicos noruegos tendrán la responsabilidad de velar por el correcto funcionamiento de los equipos, con el fin de garantizar los buenos rendimientos que ha exhibido este sistema en el hemisferio norte, donde hay 145 equipos operando, tanto en Noruega como en Escocia y Canadá”, explica Patricio Bram, gerente general de Servicios Marítimos Altamar.

Ricardo Moraleda, gerente de SMIR Chile, agrega que este acuerdo “no sólo garantiza que Hydrolicer opere en forma óptima, sino que le va a dar la seguridad a la industria que el manejo de los peces va a ser el adecuado, dada la experiencia de la compañía noruega”.

“Estamos muy contentos por la confianza en esta tecnología innovadora y sustentable, ya que vamos a poder demostrar en Chile los excelentes resultados exhibidos en el hemisferio norte”, comenta el ejecutivo de SMIR.

Moraleda apunta a Salmonexpert que “vimos una oportunidad de generar una alianza estratégica y aprovechar las sinergias de dos empresas que tienen experiencia y know how en su rubro para entregar este servicio de desparasitación: Altamar en la operación naviera e Hydrolicer como desarrollador de la innovación tecnológica. Esta modalidad, sin embargo, no impide que SMIR establezca contratos directos con las salmonicultoras en Chile, tal como lo hace con varias productoras en Europa”.

SMIR y Servicios Marítimos Altamar están optimistas con este negocio, porque es el primer paso en Chile, mercado que tiene un gran potencial de crecimiento.

Lea también: