Saltar al contenido principal

Identifican potencial para producir 100 mil toneladas de salmón en Islandia

Einar K. Guðfinnsson. Foto: Pål Mugaas Jensen.
Einar K. Guðfinnsson. Foto: Pål Mugaas Jensen.

Islandia: Este año, Islandia tendrá una producción de más de 40 mil toneladas de salmón, que aumentará a 50 mil toneladas en 2022 y hasta alrededor de 55 mil toneladas en 2023, mirando a las 100 mil toneladas.

Einar K. Guðfinnsson, de la Asociación Islandesa de Productos del Mar, dice que las evaluaciones de riesgo indican que se pueden producir 100 mil toneladas de salmón en Islandia. Este año probablemente se producirán 40 mil toneladas. “El crecimiento ha sido bueno en los últimos años”. 

Guðfinnsson le dice al medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no, que la salmonicultura ha tenido un crecimiento significativo y constante en los últimos años en la isla europea. 

“El cultivo de salmón en particular ha crecido en los últimos años. Se puede decir que el 2016 fue un "despegue" donde la producción de salmón creció de 3.200 toneladas en 2015 a 8.400 en 2016. La producción de salmón el año pasado superó las 34.000 toneladas”, sostiene Guðfinnsson.

“Al mismo tiempo, nuestra producción de trucha ártica creció de manera más lenta, pero constante. La producción pasó de 4 mil toneladas en 2016 a más de 6 mil toneladas en 2019. La trucha ártica sufrió un revés temporal el año pasado cuando la producción anual fue de unas 5.500 toneladas, pero probablemente volverá a crecer este año. La trucha arcoíris tuvo su apogeo en 2017, pero ha disminuido desde entonces. El año pasado vimos algunos indicios de crecimiento nuevamente y lo más probable es que sigamos creciendo este año”, expone el ejecutivo.

“Este año tendremos una producción de más de 40 mil toneladas de salmón, que aumentará a 50 mil toneladas en 2022 y hasta alrededor de 55 mil toneladas en 2023. También deberíamos ver un crecimiento constante de la producción de trucha arcoíris”, asegura el ejecutivo de la Asociación Islandesa de Productos del Mar. 

Asimismo, Guðfinnsson admite que la asignación de nuevos permisos ha sido muy lenta últimamente y definitivamente, ha detenido significativamente el crecimiento de la industria salmonicultora en Islandia. 

“Una revisión completa del marco legal y regulatorio en 2016 y 2019 introdujo nuevas metodologías y reglas y regulaciones más estrictas y complicadas. Esto ha complicado los procedimientos y ha llevado tiempo adaptarse al marco legal y regulatorio”, indicó el ejecutivo.

Lea también: