Saltar al contenido principal

"Ingredientes vegetales pueden tener efectos nocivos sobre la salud de los peces"

El estudio de Amritha Johny aborda el impacto que los alimentos para peces a base de plantas pueden tener en la salud de los salmones y la seguridad alimentaria. Foto: Kyst.no.
El estudio de Amritha Johny aborda el impacto que los alimentos para peces a base de plantas pueden tener en la salud de los salmones y la seguridad alimentaria. Foto: Kyst.no.

Noruega: Un estudio noruego mostró que el alimento con una alta proporción de gluten de trigo, causa en el salmón estrés nutricional y además, síntomas similares a la sensibilidad al gluten en humanos.

En su tesis doctoral, Amritha Johny concluye que los hongos contaminantes y los fitoestrógenos que se utilizan con frecuencia en la alimentación de origen vegetal de los peces no representan un riesgo para la salud de las personas que comen salmón, pero que las altas proporciones de gluten de trigo y concentrado de proteína de soja en el alimento aún pueden dañar a los ejemplares de cultivo.

La introducción de nuevos ingredientes en los alimentos ha provocado cambios importantes en el cultivo de salmón. Hoy en día, contienen principalmente ingredientes vegetales porque no hay suficientes materias primas marinas para satisfacer la creciente demanda. Las plantas que se utilizan a menudo en la alimentación de los peces son el trigo y las legumbres como la soja y los guisantes, según la publicación del medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no.

Alimento "verde" para peces 

La disertación de Johny aborda el efecto que los alimentos "verdes" pueden tener sobre la salud y la seguridad alimentaria de los peces. Los ingredientes "verdes" en los alimentos para peces pueden contener contaminantes y factores antinutricionales (ANF) como los fitoestrógenos. Los ANF pueden afectar a los peces y transmitirse en la cadena alimentaria. Además, grandes cantidades de proteína vegetal en el alimento posiblemente afecten la absorción de nutrientes del salmón y, por lo tanto, la calidad del producto final.   

En su estudio, Johny alimentó a pez cebra (Danio rerio) y salmón smoltificado (Salmo salar L.) durante varias semanas con alimentos hechos a medida que contenían 15% o 30% de gluten de trigo (WG), concentrado de proteína de soja (SPC) y concentrado de proteína de guisante (PPC), o un control de alimentos a base de harina de pescado solamente (FM). Todos los ingredientes son productos comerciales utilizados para centros de salmón noruegos. El salmón estuvo expuesto a cinco tipos de alimento: FM, WG15, WG30, SPC15 y SPC30, mientras que el pez cebra también estuvo expuesto a PPC15 y PPC30.

Johny estudió el potencial de transmisión de 25 mohos y fitoestrógenos diferentes que se encuentran comúnmente en granos y legumbres, midiendo el alimento y los peces expuestos utilizando un método de analitos múltiples recientemente desarrollado. Los análisis mostraron sólo niveles bajos de un moho en el alimento que contenía gluten de trigo y de algunos fitoestrógenos en las composiciones de alimentos a base de SPC y PPC. 

“Esto demuestra cuán efectivas son las tecnologías modernas de procesamiento de alimentos en la acuicultura noruega y cuán bien los valores límite que las autoridades han establecido para los datos de moho en el trabajo de alimentos Por lo tanto, no se encontró transferencia al tejido muscular del pescado, lo que confirma que los consumidores de productos de salmón tienen muy poco riesgo de estar expuestos a estas sustancias”, indicó el estudio. 

La ausencia de fitoestrógenos en el salmón después de la absorción con piensos a base de soja, indicó una degradación metabólica eficiente. Para comprender estos procesos, Johny desarrolló modelos que permiten estudiar el metabolismo de sustancias extrañas, incluidas las isoflavonas de soja (formas de fitoestrógenos), con preparaciones de hígado de salmón. Resultó que el salmón tiene la capacidad de desintoxicar las isoflavonas uniéndolas a moléculas de azúcar que luego son secretadas. Estos hallazgos indican que una acumulación de fitoestrógenos de los alimentos a base de soja en el salmón de cultivo, la llamada bioacumulación, es poco probable y, por lo tanto, implica un riesgo mínimo para los consumidores.

Efectos sobre los peces

Johny estudió los posibles efectos del alimento en los peces mediante el análisis de los cambios en la expresión genética del hígado, los intestinos y los músculos del salmón expuesto. El alimento SPC15 tuvo la menor influencia, mientras que WG30 tuvo el mayor efecto, especialmente en el intestino, sobre los genes asociados con el transporte de lipoproteínas, el metabolismo de los esteroles, la inmunidad, así como la estructura e integridad de los tejidos. El estudio confirma así los resultados de investigaciones anteriores sobre los efectos del concentrado de proteína de soja en el salmón. 

Sin embargo, los análisis también mostraron que el alimento con una alta proporción de gluten de trigo, causa en el salmón estrés nutricional y síntomas similares a la sensibilidad al gluten en humanos. En el pez cebra que recibió alimento a base de plantas, los cambios en la expresión genética en los músculos fueron moderados, pero más evidentes para el SPC30 en comparación con el alimento de control FM, el alimento que contiene PPC o WG. 

Amritha Johny concluye que el uso de los ingredientes vegetales más comúnmente utilizados en los alimentos para peces (WG, SPC, PPC) no representa una preocupación para los consumidores de productos de salmón cuando se trata de posibles riesgos para la salud derivados de la transmisión de moho y fitoestrógenos. Sin embargo, altas proporciones de gluten de trigo y concentrado de proteína de soja en el alimento pueden tener efectos nocivos en los peces.

Lea también: