Saltar al contenido principal

Jóvenes chilenos desarrollan equipo que detecta y controla algas nocivas

De izquierda a derecha: Pedro Sanzana, Camilo Sepúlveda, Paulina Figueroa y Cecilia Matus, parte del equipo de la startup nacional CATAA. Foto: CATAA.
De izquierda a derecha: Pedro Sanzana, Camilo Sepúlveda, Paulina Figueroa y Cecilia Matus, parte del equipo de la startup nacional CATAA. Foto: CATAA.

Chile: Con inteligencia artificial, egresados y estudiantes de Ingeniería Civil Electrónica de la Universidad Austral, buscan activar alertas tempranas y protocolos de emergencia, hasta extinguir esas FAN.

Mucho se ha dicho del disminuido interés de los jóvenes por la industria del salmón, pero una startup llamada CATAA (Centro de Alta Tecnología Acuícola Austral) conformada por ocho egresados y estudiantes de Ingeniería Civil Electrónica de la Universidad Austral de Chile, con edades que promedian los 25 años -y por consultores externos relacionados con las áreas de Biología Marina, Antropología, Oceanografía, Ingeniería Informática y Naval-, busca hacer la diferencia. 

¿La razón? Uno de los fundadores de la startup CATAA, Pedro Sanzana, cuenta a Salmonexpert que están desarrollando una innovadora solución tecnológica para las floraciones algales nocivas (FAN), que abordará este fenómeno natural en los ámbitos de monitoreo, detección y control. 

Sólo 20 a 30 minutos

“Nuestro equipo es autónomo, y el tiempo en que demora en procesar una muestra es de 20 a 30 minutos, donde estará continuamente informando la presencia de algas. A diferencia del muestreo actual de baja resolución que realizan los centros de cultivo de salmón en Chile, que tarda en otorgar resultados el período que necesitan los respectivos análisis de laboratorio, el tipo de muestreo que desarrollamos será continuo y totalmente remoto, por lo que la información estará disponible en cada momento y al instante”, detalla Sanzana. 

Así las cosas, Sanzana cuenta que, para el monitoreo, se está desarrollando un equipo sumergible, el cual identificará a partir de una muestra de agua tomada y el uso de machine learning, un tipo de inteligencia artificial, las especies de algas nocivas presentes y su concentración. “Para efectuar este proceso, se combinan técnicas de fluorometría, citometría de flujo e imágenes de microscopía de alta resolución”.

Asimismo, para la detección, a partir de la identificación de una especie, el equipo advertirá la presencia de algas nocivas, lo cual generará una alerta temprana ante el peligro de un evento inminente. “El monitoreo estará acompañado de telemetría de variables, como temperatura, salinidad, oxígeno disuelto, PH, además de un censado de eutroficación (nitrito, nitrato, fosfato y silicato) en puntos de interés, que complementariamente y en conjunto entregarán la información suficiente para generar una alerta temprana”.

Alexandrium catenella. Foto: Archivo Salmonexpert.
Alexandrium catenella. Foto: Archivo Salmonexpert.

Tomando en cuenta el aspecto de control, seguido de la alerta temprana, se activará un protocolo de emergencia, que consta de una protección física del área de interés, por media de una lona especial que actúa como barrera de algas nocivas, que se desplazará automáticamente acompañada de un sistema de oxigenación para cubrir la demanda del centro de cultivo de salmón. 

“Posterior a esto, se incorporará al agua una mezcla de un reactivo natural, sobre el cual estamos trabajando, diseñado para la extinción de las algas por medio de un proceso de floculación, para que, a través de coágulos, desciendan las partículas suspendidas al fondo del medio marino, donde naturalmente mueran por la falta de condiciones para su supervivencia”, indica Sanzana.

Primeros prototipos

El desarrollo se encuentra en etapa de ejecución y la startup CATAA ya está creando los primeros prototipos, preliminarmente pasó por un período de pruebas de conceptos y de principios de funcionamiento, además de entrevistas con autoridades y expertos del conocimiento de FAN, donde se encontró la línea de desarrollo tecnológico a seguir. 

“Nuestra meta es llegar con prototipos finales a la feria Aquasur 2020, y durante el próximo verano ya realizar nuestros pilotos, para que a mediados de 2021 podamos contar con equipos dispuestos para prestar los servicios ofrecidos, seguramente en una versión preliminar, pero con las distintas funcionalidades que se esperan para monitoreo, detección y control de FAN”, afirma Sanzana.

*Para mayor información contactar a Pedro Sanzana al teléfono +56941057193 o al correo electrónico p.sanzana01@gmail.com 

Lea también: