Saltar al contenido principal

La NOAA tenía razón: investigación independiente ratifica aumento de temperatura del mar

EE.UU.: En un reciente estudio, investigadores independientes, usando registros instrumentales homogéneos de la temperatura superficial del mar, confirmaron que la desaceleración del calentamiento global entre 1998 y 2014 solo fue una ilusión.

Durante 15 años, entre 1998 y 2014, una aparente desaceleración del calentamiento global dio argumento a los escépticos para afirmar que el fenómeno era "un engaño", pero un estudio publicado ayer señala que esta pausa no fue más que una simple ilusión, según la Agencia AFP.

Los registros de la temperatura de la superficie del mar (SST) están sujetos a sesgos potenciales debido al cambio en la instrumentación y las prácticas de medición. "Nuestros resultados significan básicamente que la Agencia Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) tenía razón y que sus científicos no alteraron los datos", dijo Zeke Hausfather, investigador de Berkeley y autor principal del estudio publicado en la revista estadounidense Science Advances: Assessing recent warming using instrumentally homogeneous sea surface temperature records.

El análisis, realizado en 2015 por los científicos de la NOAA, mostró que las temperaturas medidas por las boyas que se utilizan actualmente en los océanos son ligeramente más frías que las registradas en las lecturas que hacían anteriormente los buques. Los investigadores concluyeron que estas diferencias de temperatura, entre el viejo y el nuevo sistema de medición, han ocultado la realidad del calentamiento global durante estos quince años.

"Inicialmente estábamos escépticos sobre los resultados de la NOAA, porque mostraron un calentamiento más rápido durante este período que el indicado anteriormente por un estudio actualizado del Servicio Nacional Británico de Meteorología (Met Office)", dijo Kevin Cowtan, de la Universidad de York.

"Hemos verificado nosotros mismos, utilizando diferentes métodos y datos, y hemos concluido que la NOAA tenía razón, una conclusión a la que también llegó recientemente la Agencia Meteorológica de Japón utilizando datos aún más recientes", detalló.

“Históricamente, los marineros habían medido la temperatura del océano recogiendo agua con un cubo en el que se introducía luego un termómetro. En la década de 1950, los barcos comenzaron a tomar lecturas de temperatura de forma automática en las tuberías que pasan a través de la sala de máquinas. Hoy hay colocadas en todos los océanos muchas boyas de datos”.

Lea la nota original de la Agencia AFP