Saltar al contenido principal
Dominique Corlay, director de Aquaculture Natural Solutions y asesor técnico de Panaferd. Foto: Dominique Corlay.
Dominique Corlay, director de Aquaculture Natural Solutions y asesor técnico de Panaferd. Foto: Dominique Corlay.

Francia: Dominique Corlay, especialista en ingredientes y aditivos sustentables, plantea las ventajas y la importancia de utilizar astanxantina de origen natural en comparación a la sintética.

Actualmente, en algunos mercados existe una tendencia por demanda de alimentos que respeten el bienestar animal y que a su vez sean más sustentables, lo que excluye el uso de aditivos sintéticos.

Es así como la salmonicultura también se ha adaptado buscando soluciones naturales para los elementos utilizados en las dietas de los salmones. Ya existen variadas alternativas para harina y aceite de pescado y también para distintos aditivos, entre esos, la astaxantina, pigmento que le da el color característico a los salmónidos.

“El color es sumamente importante, puede que no sea una prioridad como el tema de los antibióticos o los piojos, sin embargo, la preocupación por la alimentación del salmón viene justo detrás de estos tópicos, ya que una de las primeras preguntas de los consumidores es: ¿cómo fue alimentado el pez?”, señala a Salmonexpert Dominique Corlay, director de Aquaculture Natural Solutions y asesor técnico de Panaferd, un empresa que produce un astanxantina natural a partir de la bacteria marina Paracoccus carotinifaciens.

El especialista en ingredientes y aditivos sustentables para la acuicultura explica que en Europa y Norteamérica la preocupación en cuanto a que la pigmentación sea de origen natural se ha ido incrementando de gran manera, marcando una tendencia.

Salmón premium sustentable

“La mayoría de las veces, casi siempre, hay una especie de comunicación ciega en cuanto al origen del color. La industria no quiere hablar mucho de eso, evitan decir que proviene de petroquímicos, sin embargo hace unos cinco años que se ha ido incrementando la preocupación de los consumidores con respecto a todos los aditivos”, sostiene.

Esta preocupación, según comenta el experto, comenzó en Europa alrededor del 2010 con el inicio de la acuicultura orgánica, pero también con la preocupación sobre la calidad de los alimentos, especialmente en el Reino Unido, asociada a la inquietud por el origen de los alimentos y su seguridad, donde obviamente se incluyeron los salmones.

Así, grandes retails de alimentos como Marks & Spencer, Sainsbury's y Tesco, incentivaron a los salmonicultores esoceses a migrar desde una pigmentación sintética a un color natural, cuando fuera posible. De hecho, en la actualidad, Whole Foods Market, supermercado en Estados Unidos que sólo vende alimentos naturales y orgánicos, tiene como requisito que el salmón no incluya pigmentos sintéticos.

Astanxantina natural

Panaferd-AX se logra de la fermentación natural del microorganismo marino Paracoccus carotinifaciens, sin elementos genéticamente modificados ni aditivos añadidos. El producto contiene altos niveles de varios carotenoides como la astaxantina, adonirubina o la cantaxantina, entre otros, los que aportan un abanico de mayor respaldo colorimétrico, así como mayor nivel antioxidantes y precursores de vitamina A.

“Ahora mismo, en Escocia casi todos los productores utilizan pigmento natural, ya no es un tema. En Irlanda casi toda la producción es certificada como orgánica, obviamente utilizando pigmento natural. En Noruega, en el salmón premium es lo mismo. Entonces, una manera de limpiar tu imagen y favorecer la comunicación con los consumidores es hablar del alimento de los salmones que incluya coloración natural”, manifiesta Corlay.

No obstante, el asesor técnico de Panaferd indica que el valor premium del salmón no solamente viene desde la alimentación sino que desde distintos tópicos como las prácticas de cultivo, impacto medioambiental y el origen.

“Otro tópico es el origen, el salmón escoses es un origen premium. En Chile es lo mismo con la Patagonia, eso es un origen premium para muchos mercados. Ustedes tienen el origen y las prácticas productivas, ahora el resto es la comunicación a los consumidores. En resumen, el consumidor estará preocupado del bienestar animal, buenas prácticas de cultivo, bajo impacto ambiental y buen alimento, lo que excluye aditivos sintéticos y aquí la pigmentación del salmón juega un papel fundamental. En Europa, esto puede hacer una gran diferencia para el salmón chileno”, finaliza el experto en ingredientes y aditivos sustentables.

Experiencia

Dominique Corlay es especialista en nutrición animal, magíster en ciencias aplicado a la nutrición de peces.

Fue director de una compañía de pesca por 15 años, y desde hace 10 años que trabaja como director de Aquaculture Natural Solutions, empresa dedicada a generar investigación sobre aditivos, calificación y calidad de distintos ingredientes, sustentabilidad y nuevos ingredientes.

Corlay presentará todos los detalles de Panaferd-AX (astaxantina natural) y la investigación científica que respalda la efectividad y estabilidad de la pigmentación natural, el próximo 6 de agosto en Aquaforum.

Lea también: