Saltar al contenido principal

Lipigas lanza productos para reemplazar diésel y bencina de naves salmonicultoras

Esteban Rodríguez, gerente de Negocio de Grandes Clientes de Lipigas. Foto: Lipigas.
Esteban Rodríguez, gerente de Negocio de Grandes Clientes de Lipigas. Foto: Lipigas.

Chile: La empresa tiene también la primera estación GNL para uso en camiones de transporte de larga distancia, de la región Metropolitana a Puerto Montt, con la idea de ayudar al rubro acuícola.

Actualmente, según Esteban Rodríguez, gerente de Negocio de Grandes Clientes de Lipigas, la firma trabaja con la industria salmonicultora chilena desde variados ámbitos. Por ejemplo, para las plantas productivas y pisciculturas “tenemos consultoría energética gratuita para identificar oportunidades de eficiencia energética en procesos, ahorros y reducción de huella de carbono y/o contaminación (derrames). También contamos con soluciones eficientes para generación de vapor y agua caliente con gas licuado o gas natural licuado (GNL) y sistemas de generación eléctrica con motores, para sustituir el diésel”.

Por otra parte, Rodríguez detalló a Salmonexpert que, para los centros de cultivo, “contamos con el uso de gas licuado en motores de embarcaciones desde 50 HP hasta motores de 100 HP de potencia y sistema de generación eléctrica con motores para el suministro de electricidad a pontones flotantes y en centros en tierra (islas sin conexión eléctrica). De esta forma, se pueden eliminar derrames al mar”.

¿Qué nuevos productos evalúan lanzar en la salmonicultura nacional?
Específicamente en la industria del salmón, los nuevos productos de Lipigas se enfocan en el uso del gas licuado en motores de embarcaciones sobre 100 HP de potencia para la sustitución de diésel y/o bencina. También contamos con sistemas incineración de desechos y sistemas de secado para lodos en pisciculturas. 

Adicionalmente, con mucho orgullo podemos decir que tenemos la primera estación de servicio de gas natural licuado (GNL) para uso en camiones de transporte de larga distancia, que abastecerá 35 camiones del rubro cervecero que recorrerán la ruta entre la región Metropolitana y Puerto Montt. En el caso de que esta nueva aplicación se amplíe al rubro de transporte de salmón, tiene el potencial reducir la huella de carbono hasta en 20%, eliminando además el total de las emisiones de azufre, mejorando la calidad del aire, reduciendo las emisiones de óxido de Nitrógeno en un 85% y generando ventajas acústicas, como, por ejemplo, que los motores a gas natural producen hasta un 50% menos de emisión sonora y vibraciones respecto a los vehículos diésel.

Por otra parte, sellamos un acuerdo con Solvay Peróxidos de los Andes, para producir por primera vez en Chile peróxido de hidrógeno a partir de gas natural licuado (GNL), el cual será suministrado por Lipigas. El peróxido es utilizado en la industria salmonicultora, por cual indirectamente Lipigas está presente en la industria salmonera con esta solución. 

En este camino de sustentabilidad para el sector salmonicultor, ¿estudian un acompañamiento más cercano para la transición de las empresas a energías más limpias?
Sí, entregaremos asesoría energética digital como un nuevo servicio para la industria. A través de esta, ingenieros certificados darán respuestas en sólo minutos a diversos temas como ley de eficiencia energética, soluciones energéticas, nuevas aplicaciones de gas, coordinar consultorías energéticas en terreno, entre otras. Las consultas se podrán hacer desde celulares vía mensaje, email, WhatsApp directamente en https://lipigas.cl/ley-de-eficiencia-energetica/.

¿Cómo observan el desarrollo de la industria local del salmón, cuáles son sus principales desafíos en sustentabilidad energética?
Chile y la industria salmonicultora no están ajenos a la crisis climática que vive el mundo. Sabemos que existen compromisos de desarrollo sostenible donde algunas salmonicultoras ya han declarado su objetivo de carbono neutralidad a 2025. En esta línea, el desafío es encontrar alternativas energéticas que reduzcan los gases de efecto invernadero (GEI). En este contexto, el GLP y el GNL son energías ampliamente aceptadas para lograr esta transición energética de la industria salmonicultora . Por ello en Lipigas tenemos el desafío de convertirnos en el socio energético de la industria y así transitar junto a los clientes por el camino de la eficiencia y sustentabilidad. 

¿Lo anterior, implica otorgar productos y servicios en todo el proceso del salmón, para que ningún eslabón quede fuera de la sostenibilidad? 
Lo anterior aplica no sólo para los procesos productivos, sino que también en el transporte, donde el GNL permite reducir más de 20% la huella de carbono frente al uso de diésel en camiones de carga. Este desafío no sólo se logrará sustituyendo energías de menor calidad, sino también con eficiencia en el uso final de la energía. Se estima que al 2050 más del 30% de las reducciones de los gases de efecto invernadero vendrán de proyectos de eficiencia energética, por lo cual Lipigas se ha especializado en este tema que pone a disposición de los clientes.

Lea también: