Saltar al contenido principal
Planta Entrevientos en plena operación. Foto: Blumar.
Planta Entrevientos en plena operación. Foto: Blumar.

Chile: Hoy, la unidad procesa 1.000 toneladas mensuales de salmón en Punta Arenas, pero su capacidad es cuatro veces mayor. Ya cuenta con 340 trabajadores, mayoritariamente de la región austral.

La crisis del coronavirus no ha detenido los planes de la planta Entrevientos en Punta Arenas, sector Barranco Amarillo, fruto de una sociedad estratégica de Blumar y Multiexport Foods. La operación implicó una inversión aproximada de US$55 millones, y utiliza la última tecnología de procesamiento y automatización, con una capacidad para 50 mil toneladas anuales, dando empleo actualmente a más de 300 personas en la región de Magallanes. 

En entrevista con Salmonexpert, Jerardo Ortuya, gerente de la planta Entrevientos, cuenta que esta instalación se encuentra operando desde julio pasado, y pese a que la pandemia por covid-19 en Chile se ha caracterizado por un mayor desempleo, “actualmente, contamos con 340 trabajadores, de los cuales un poco más de 20 se desempeñan en administración y el resto de ellos, en las áreas de mantenimiento y línea de proceso en dos turnos”.

 Asimismo, el ejecutivo admite que, en poco más de un mes de operación, “este ha sido un proceso de formar equipo, de afianzar lazos y de aprendizaje para todos. Muchos de los trabajadores que se desempeñan en la línea de procesamiento, no contaban con experiencia previa en plantas ligadas a la actividad salmonicultora”.

Actualmente, de acuerdo con lo dicho por Ortuya, “estamos en tiempo de aprendizaje, procesando 1.000 toneladas de materia prima al mes, cantidad que esperamos aumente próximamente”. Esto, dado que “muestra planta cuenta con toda la infraestructura para procesar mensualmente 3.965 toneladas de materia prima, para una producción de filete fresco y congelado y producto entero HON fresco y congelado, las cuales serán envasadas y despachadas hacia su mercado de destino, elaborando un producto único e inigualable, con sello 100% magallánico”.

 El gerente de la planta Entrevientos tiene claro que los últimos han sido meses complejos para Magallanes porque esta crisis sanitaria aumentó las cifras de desempleo en la región. “El inicio de nuestras operaciones coincidió con esta situación, y esperamos que la contratación de nuestros trabajadores haya aportado en algo para disminuir las cifras de cesantía”.

“Tal como lo dijimos cuando iniciamos la construcción, la apuesta de Entrevientos era fomentar el empleo local, meta que hemos cumplido, ya que hoy podemos decir que el 90% de nuestras trabajadoras y trabajadores son de Magallanes, lo que se complementa con la contratación de servicios y proveedores de la región”, destaca Ortuya.

Considerando aspectos claves como la sustentabilidad en salmonicultura, Entrevientos implica una moderna planta de Riles, que cuenta con la capacidad de procesar un gran caudal de metros cúbicos por hora, ello, además de líneas productivas con maquinarias que poseen alta tecnología para la sostenibilidad de la operación magallánica.

Lea también: