Saltar al contenido principal

El trabajo de Mowi para lograr prevenir con éxito impacto de algas nocivas

Foto aérea de una floración algal tomada por el equipo de soporte de calidad del agua de Mowi Canadá Oeste. Foto: Mowi.
Foto aérea de una floración algal tomada por el equipo de soporte de calidad del agua de Mowi Canadá Oeste. Foto: Mowi.

Canadá: La salmonicultora ha aumentado su equipo de calidad del agua de uno a seis trabajadores y el número de programas de capacitación del personal para lidiar con las FAN, se ha elevado de uno a cinco.

Los mayores esfuerzos para aprender más sobre la proliferación de algas nocivas y cómo mitigar sus efectos, están dando sus frutos para el productor de salmón Mowi en el oeste de Canadá, donde el plancton ha sido un problema importante en los últimos años.

En los últimos dos años, Mowi ha aumentado su equipo de calidad del agua de sólo una a seis personas, en Columbia Británica, y el número de programas de capacitación del personal para lidiar con el plancton se ha elevado de uno a cinco, según se informa en el sitio asociado a Salmonexpert, fishfarmingexpert.com.

“Hasta ahora casi no ha habido ningún impacto en los peces por las floraciones de plancton este verano. Toda la capacitación que hemos realizado y las herramientas que hemos implementado han valido la pena”, dijo el gerente de apoyo a la calidad del agua, el biólogo, Bogdan Vornicu.

“Pero agosto es la temporada alta para la floración de plancton, que también puede ocurrir durante todo septiembre, y no hay lugar para la complacencia”, manifestó Vornicu.

"Por lo tanto, también estamos monitoreando los parámetros ambientales para tratar de comprender cuándo las floraciones de plancton son tóxicas y qué las desencadena para que se vuelvan tóxicas y, en última instancia, dañinas para nuestro salmón", agregó el profesional.

Programas

Los acuicultores de Mowi Canadá Oeste pasan por cinco programas, una combinación de enseñanza en línea y presencial, para comprender el plancton y poder tomar decisiones informadas sobre qué herramientas utilizar para mitigar el riesgo para los peces.

Estos programas tienen relación con, por un lado, familiarización, o saber cómo distinguir entre las algas no dañinas que crecen en las redes y las colonias de hidroides de medusas con células punzantes venenosas que dañan a los peces.

Otro programa es la evaluación, en que los profesiones pueden determinar si las colonias de hidroides de medusas que crecen en las redes de pesca pueden representar un riesgo para la salud de los peces durante el proceso de lavado de las redes.

Asimismo, se han focalizado en la identificación, o saber qué especies de medusas están presentes en el agua alrededor de los centros de salmón; como así también en identificar medusas microscópicas y lavado de redes.

Lea también: