Saltar al contenido principal

“Nivel de suministro de harina y aceite de pescado seguirá en 6 millones ton/año”

Petter Johannessen, director general de IFFO. Imagen: IFFO.
Petter Johannessen, director general de IFFO. Imagen: IFFO.

Inglaterra: Desde IFFO establecen que la demanda desde la industria elaboradora de alimento de salmónidos no está siendo una variable clave en el precio de materias primas: es la acuicultura y la industria porcina china, las que juegan el rol más relevante actualmente. 

Petter Johannessen, director general de la Organización de Productos Marinos (IFFO) estima que la industria de harina y aceite de pescado ha tenido un buen desempeño desde principios de 2020.

“En términos de personal y seguridad alimentaria, se tomaron las medidas necesarias rápidamente después de que estalló la pandemia y se ajustaron los protocolos de la industria para permitir que la industria continúe funcionando”, dice.

La producción de ingredientes marinos se mantiene en línea con el promedio de 2011-2019 para el mismo período. A mediados de 2020, los desembarques superiores al promedio en Perú impulsaron el crecimiento de la producción de ingredientes marinos.

“Durante 2020, ha habido un aumento en el uso de harina de pescado y aceite de pescado por sector para aves de corral y alimentos para mascotas, mientras que las tasas de inclusión en el sector porcino fueron más altas debido a cambios en la dieta como reacción a la peste porcina africana”, explica Johannessen.

En tanto, “el consumo de aceite de pescado por parte del sector de alimentos para animales domésticos sigue aumentando, y las tasas de consumo humano directo crecen solo ligeramente”, añade.

Esperamos que en 2021 haya una oferta y demanda equilibradas para las industrias de harina y aceite de pescado del mundo”.

Petter Johannessen

Origen de las materias primas

Las materias primas proceden del pescado capturado en la naturaleza (que representan dos tercios de la harina y el aceite de pescado) y subproductos resultantes del procesamiento del pescado (que representan un tercio de la harina y el aceite de pescado).

Para el director general de IFFO, “esto refleja la mentalidad de la industria de implementar la economía circular de una manera tangible: las materias primas que de otro modo se habrían descartado se combinan con otras fuentes para proporcionar nutrientes valiosos”.

Proyección

Las autoridades peruanas anunciaron el 7 de noviembre de 2020, que la segunda temporada de pesca de anchoa y anchoveta blanca en el centro norte del país para el año 2020 comenzaría el 12 de noviembre de este año, con una cuota para esta región de 2,78 millones de toneladas, arriba la cuota de la primera temporada de 2020 de 2,414 millones de toneladas, pero ligeramente inferior a la establecida para la cuota de la segunda temporada de 2019 (2,79 millones de toneladas).

“Esta es la segunda vez que la cuota de la segunda temporada es más alta que la de la primera. Esto, además del desempeño general de los otros países productores, podría impulsar la producción de 2020 por encima de la reportada en 2019”, establece el representante de IFFO.

Destino y precios

De acuerdo con cifras de IFFO, el 78% de la harina de pescado producida en 2019 se destinó a la acuicultura. Dentro de esta participación, el 15,2% se destina a los salmónidos, justo por debajo de los crustáceos (25%) y peces marinos (16%).

En cuanto al aceite de pescado, el 68,4% se destina a la acuicultura (2019). Los salmónidos utilizan el 70% del aceite de pescado que se destina a la acuicultura (principalmente Europa y América Latina, que representan el 60%, pero también se utiliza en el Medio Oriente con el cultivo de peces marinos de Turquía).

“Para el aceite de pescado, que se ve más afectado por las tendencias de consumo de salmónidos, los precios han sido variables, pero actualmente se encuentran alrededor del promedio de 5 años, lo que refleja un mercado equilibrado”, estima Petter Johannessen.

Añadiendo que, “los precios de la harina de pescado se ven más afectados por la evolución de la oferta y la demanda de la enorme acuicultura china y, en cierta medida, por la industria porcina china. El papel de la demanda de salmónidos permanece, pero a escala global ya no es la variable clave”.

Hasta la fecha, el 50% de todos los ingredientes marinos producidos en todo el mundo están certificados según el estándar MarinTrust”.

Petter Johannessen.

Si bien la industria de alimentos para peces busca continuamente ingredientes alternativos, la dependencia de los ingredientes marinos en los alimentos para salmónidos está disminuyendo, pero sigue siendo crucial, ¿cómo lo percibe IFFO?

Según nuestros datos, la harina de pescado sigue siendo un ingrediente codiciado en los alimentos para salmónidos, con un 15,2% de la harina de pescado utilizada en la acuicultura para salmónidos en 2019, un poco más del 15% en 2018. En cuanto al uso de aceite de pescado, el 70,2% del aceite de pescado utilizado en acuicultura se utilizó en alimentos para salmónidos en 2019 (71,2% en 2018).

Como lo subrayó un representante de BioMar durante el seminario web de IFFO de octubre de 2020: “Los volúmenes absolutos de materias primas marinas utilizadas se han mantenido iguales durante los últimos 30 años, con tasas de inclusión cayendo para permitir el crecimiento”.

Estamos de acuerdo con este análisis, que ofrece un enfoque realista de lo que pide el mercado: se necesita más alimento para nutrir a una población en crecimiento. Se seguirá suministrando harina y aceite de pescado a un nivel de 6 millones de toneladas por año.