Saltar al contenido principal

Científicos estudiarán efectos nutricionales de microalgas en salmones

Investigadores del proyecto. Foto: Alltech.
Investigadores del proyecto. Foto: Alltech.

Noruega:  Se trata de una investigación conjunta de Alltech y Nofima, con pruebas a escala industrial en centros de cultivo, donde a pequeña escala, se han visto beneficios de usar microalgas en alimentos de los salmones.

La multinacional de alimentación animal Alltech y el prestigioso centro noruego de investigación Nofima, van a colaborar en una investigación a gran escala en el proyecto EINVU que busca “innovaciones nutricionales”, a base de minerales y microalgas heterotróficas para el desarrollo de salmones robustos y sostenibles.

Según informó al respecto Alltech, la clave está en resolver los principales desafíos de bienestar de los peces. Para ello, y durante los próximos tres años, se realizarán pruebas a escala industrial en los centros participantes en el proyecto: Blom Fiskeoppdrett, SalmoNor y Salten FoU.

Por su parte, Alltech suministrará productos para pruebas, así como supervisará la gestión de los proyectos. Nofima será responsable del diseño del ensayo, el análisis, la interpretación de los datos y los informes, detalló el sitio mispeces.com.

Como señaló al respecto el gerente de proyectos de Alltech, Elin Kvamme, “queremos ver si podemos lograr resultados de rendimiento positivos, similares a los que hemos visto en ensayos a pequeña escala”.

Los centros han sido seleccionados en tres ubicaciones diferentes de Noruega por representar, cada una, un desafío operativo diferente. En la escala industrial, a diferencia de los ensayos a pequeña escala, como la gestión de las operaciones en el centro, o las condiciones climáticas como fluctuaciones de temperatura, oxígeno o la infestación de piojos que pueden producirse de manera simultánea y que pueden generar estrés en los peces. En estos casos, el salmón puede debilitarse y enfermarse, llegando en algunos casos a padecer episodios de mortalidad.

Al respecto, Kvamme indicó que, en experimentos a pequeña escala, se han observado como los peces acumulan más minerales orgánicos y pueden soportar mejor el estrés. “El crecimiento también es mejor, vemos una tasa de mortalidad más baja. Cuando usamos microalgas en el alimento vemos un mayor crecimiento, mejor pigmentación y mejores niveles de EPA y DHA”.

Es importante seguir investigando en estas fuentes de aceites alternativos al de pescado ya que el futuro es incierto. “Las microalgas heterotróficas tienen altos niveles de omega-3 y, por tanto, es apropiado estudiar los efectos de reemplazar las materias primas marinas con esta fuente sostenible”, señaló.

Lea también: