Saltar al contenido principal
Nuevo sistema regulará el crecimiento de la producción en Noruega. Foto: The Norwegian Seafood Council.
Nuevo sistema regulará el crecimiento de la producción en Noruega. Foto: The Norwegian Seafood Council.

Noruega: El sistema de semáforos utilizó evidencia científica sobre el impacto de los piojos de salmón en las poblaciones silvestres, para determinar la producción en 13 áreas.

El Ministerio de Comercio e Industria de Noruega, ha permitido un aumento de la producción nacional neta de entre 22 mil y 23 mil toneladas por año para los productores de salmón y trucha del país, bajo el sistema de regulación de crecimiento "semáforo".

Nueve de las 13 áreas de producción del país reciben luz verde. Esto significa que los acuicultores tendrán la oportunidad de aumentar la producción en alrededor de 33 mil toneladas, según informa el medio asociado, Kyst.no.

Dos áreas obtienen luz amarilla, lo que permite que la producción permanezca en los niveles actuales, y dos áreas, Nordhordland a Stad y Stadt a Hustadvika, obtienen luz roja, lo que significa que la producción debe reducirse en aproximadamente 9 mil toneladas entre ellas.

Aumento del 6% en áreas verdes

Asimismo, se ofrecerá un aumento del 6% en la capacidad de producción en las áreas de producción ecológica. Una sexta parte se venderá a un precio fijo de NOK 156.000  (US$16.938) por tonelada, para permitir a los productores aumentar el tamaño de los permisos existentes.

El resto, más la capacidad no vendida en áreas verdes, se venderá a través de una subasta de nuevos permisos. El sistema de semáforos utilizó evidencia científica sobre el impacto de los piojos de salmón en las poblaciones silvestres para determinar la producción en las 13 áreas.

En áreas donde el impacto del piojo de mar ha cambiado, los funcionarios del gobierno han realizado una evaluación general, en la que también se han registrado las consecuencias socio-económicas.

Nuevo Ministro de Pesca de Noruega, Geir-Inge Sivertsen. Foto: Kyst.no.
Nuevo Ministro de Pesca de Noruega, Geir-Inge Sivertsen. Foto: Kyst.no.

Consecuencias luz roja

“La industria de la acuicultura es una industria importante para Noruega. Proporciona creación de alto valor y empleos. Ahora estamos asegurando un crecimiento continuo en la industria, al mismo tiempo que tomamos en serio el salmón salvaje ", dijo el ministro de Pesca recientemente nombrado, Geir-Inge Sivertsen.

“Por primera vez, la luz roja tiene consecuencias. Hacemos esto por el bien del medio ambiente", agregó.

Elimina el incentivo

Robert Eriksson, director gerente de Seafood Companies, un organismo comercial para las empresas de acuicultura y pesca, fue más crítico y señaló que uno de los puntos principales del sistema de semáforos era que debería actuar como un esquema de incentivos.

De esta forma, plantea, aquellos que se esforzaron por reducir la carga de piojos, y a través de esto hicieron que las áreas de producción fueran sostenibles, deberían ser recompensados ​​con el crecimiento de las compras.

“Primero, a todos en el área verde se les ofrecerá la oportunidad de comprar un crecimiento del 1%, luego el 5% del crecimiento se licitará. Esto es peor que nunca y, en nuestra opinión, viola la intención original del esquema del semáforo”, dijo Eriksson, quien cree que el esquema del semáforo como un esquema de incentivos ha sido desechado.