Saltar al contenido principal

Los desafíos del nuevo gerente general de la División Veterinaria de Abbott

Toro lleva una carrera de más de 10 años en la compañía. Foto: FAV - Aquagestión.
Toro lleva una carrera de más de 10 años en la compañía. Foto: FAV - Aquagestión.

Chile: El Ingeniero en Acuicultura Jorge Toro, dio a conocer que el proyecto más importante es la puesta en marcha de su planta de vacunas, que será de las primeras en el sur de Chile.

Tras una exitosa carrera relacionada a plantas de alimento, centros de investigación y laboratorios, Jorge Toro asumió como gerente general de la División Veterinaria de Abbott, que incluye FAV y Aquagestión, con un currículo con títulos como un MBA de la Universidad Mayor e Ingeniero en Acuicultura de la Universidad Católica de Temuco, Diplomado Lean Trainer & Green Belt Six Sigma.

En ese contexto es que Toro habló con Salmonexpert sobre los nuevos desafíos de este nuevo puesto en dicha compañía, el potencial del teletrabajo y la necesidad de un foco medioambiental a nivel local y mundial

¿Cómo definiría estos 10 años de carrera en la empresa?

De mucho crecimiento, principalmente porque nueve años estuve en Aquagestión, en donde nos convertimos en el laboratorio más importante del sur de Chile, con una propuesta de valor relevante que tiene que ver con mucho foco en soporte técnico con los clientes, por lo tanto, ha sido de bastante crecimiento y de ver a la empresa expandirse, donde partimos en una casa en Puerto Montt y hoy día tenemos un edificio corporativo con equipamiento e infraestructura de primer nivel.

¿Cuáles son los principales desafíos de su nuevo cargo?

Primero posicionar de FAV como número 1 y en relación a eso, tener mucha sinergía entre ambas compañías y aprovechar toda la propuesta valor que tiene Aquagestión para los clientes de FAV. Otros desafíos importantes son lanzar una cartera de productos nuevos que sean de ayuda a la industria del salmón y, por otro lado, nuestro proyecto más importante es la puesta en marcha de nuestra planta de vacunas, que va a ser de las primeras plantas de salmón en el sur de Chile.

¿Cómo cree que ha impactado la pandemia en su trabajo?

Los principales desafíos tienen que ver con mantener la operación desde la octava hasta la décimo segunda región, donde tenemos un área de operaciones importantes. Ese es un gran desafío, donde todos nuestros inspectores siguieron apoyando a cada uno de nuestros clientes junto con el laboratorio y por otro lado también, por el lado del factor de no cortar la cadena de suministros de los que tenemos como clientes en la industria y una de las cosas importantes que nos pasaron, es que nos dimos cuenta y rompimos algunos paradigmas sobre el teletrabajo, el que llegó para quedarse.  

Muchas personas hoy día mostraron aún más su compromiso y fortaleza haciendo teletrabajo desde su casa. Obviamente, hoy día es imposible que el 100% esté en teletrabajo, por la naturaleza de nuestro trabajo, nuestros servicios y productos, pero lo bueno es que el teletrabajo también mostró, este compromiso, fortaleza y competencias del equipo que hoy día se están evidenciando por esta nueva realidad.

¿Qué desafíos cree que debe superar la salmonicultura para ser más sustentable y competitiva?

Creo que durante la pandemia se aprendió mucho de la industria sobre algo que nadie conocía: desde temas productivos, sanitarios, hasta logísticos. También, en temas no solamente de la producción, sino también las empresas proveedoras y, por otro lado, sobre los desafíos ambientales, de tal forma de hacer la industria sostenible/sustentable durante el tiempo. Hoy día el tema ambiental toma mucha relevancia no solamente en Chile, sino que a nivel mundial.