Saltar al contenido principal

Nueva herramienta molecular podría utilizarse como alerta temprana ante FAN

El qPCR permite la detección de Alexandrium catenella, A. ostenfeldii y Protoceratium reticulatum.
El qPCR permite la detección de Alexandrium catenella, A. ostenfeldii y Protoceratium reticulatum.

Chile: A partir de un proyecto Fondef, científicos crearon un qPCR para la identificación de tres microalgas que tendría una especificidad del 92,4% y una sensibilidad del 95,7%.

Ayer se realizó el taller de cierre del proyecto Fondef ID18I10228 “Desarrollo de una herramienta a nivel molecular para la identificación y cuantificación de microalgas tóxicas”, iniciativa desarrollada en conjunto la Universidad de Concepción (UdeC) y el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), y financiada por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

De acuerdo con lo informado por el Dr. Fernando Cruzat, académico de UdeC y director del proyecto, la iniciativa surgió desde algunos problemas que presentan las herramientas de monitoreo actuales como la microscopía y el aislamiento y cultivo, dificultades con el tiempo de análisis, analista entrenado y el límite de sensibilidad para la estimación de abundancia.

“Uno de los objetivos principales fue mejorar los tiempos de respuesta de los monitoreos que se realizan actualmente con el desarrollo de marcadores moleculares específicos, los que generan un análisis rápido y de muchas muestras en un corto periodo de tiempo”, describió el Dr. Cruzat.

La herramienta desarrollada se basa en la técnica molecular de qPCR, que es altamente específica y sensible, y además, permite el análisis simultáneo de hasta 90 muestras.

Entre los resultados del proyecto, se pudo estandarizar un protocolo con marcadores moleculares para la identificación de regiones hipervariables específicas para las especies Alexandrium catenella, A. ostenfeldii y Protoceratium reticulatum.

Esta herramienta servirá para incorporarla como una herramienta en los programas de monitoreo actualmente existentes entre las regiones del Biobío y Magallanes, entre otras aplicaciones, ya que el desarrollo se encuentra en trámite de patente”.

Dr. Fernando Cruzat, académico de UdeC y director del proyecto.

En esta línea, los desarrolladores poseen un acuerdo de transferencia a Subpesca.

“Finalizado el proyecto, tenemos pensado en expandirlo a otros equipos de otros laboratorios, ya que el protocolo está validado y estandarizado. Podremos ofrecerlo como un kit para quién quiera implementarlo y analizar muestras de fitoplancton e identificación de microalgas tóxicas”, indicó el experto.

Características

Otra de las presentaciones realizadas en el taller estuvo a cargo de la Dra. Marcela Stuardo, académica de la UdeC involucrada en el proyecto, quien entregó detalles de la validación de la técnica molecular.

Así, la experta apuntó que los marcadores basados en genes ribosomales fueron altamente específicos para cada especie de microalga sin reacción cruzada entre ellos. También, el desarrollo permitió identificar microalgas en muestras de terreno que al microscopio no fueron posibles de observar.

Sin embargo, no pudieron estandarizar la técnica para la cuantificación de muestras de terreno, al menos para muestras con altas concentraciones de microalgas, ya que a bajas concentraciones encontraron una alta correlación con el qPCR.

Finalmente, y luego de una exhaustiva intercalibración con el Crean de varios pasos, la técnica presentó una especificidad del 92,4% y una sensibilidad del 95,7%

“Esperamos que esta técnica pueda utilizarse para generar una alerta temprana para activar los protocolos de emergencia ante probables FANs”, finalizó la investigadora.

Lea también: