Saltar al contenido principal

Presentan resultados de proyecto que analizó impacto de “pesticidas” para Caligus en recursos marinos

Dr. Kurt Paschke, académico del Instituto de Acuicultura de la UACh, sede Puerto Montt. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.
Dr. Kurt Paschke, académico del Instituto de Acuicultura de la UACh, sede Puerto Montt. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.

Chile: El proyecto FIP N° 2014-65 “Impacto de los productos utilizados en el control del ectoparásito Caligus rogercresseyi, sobre los recursos chorito y jaiba marmola”, fue dirigido por el Dr. Kurt Paschke, académico del Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile (UACh), sede Puerto Montt.

Recientemente. se realizó un taller de difusión de los resultados del proyecto asociado al Fondo de Investigación Pesquera (FIP) “Impacto de los productos utilizados en el control del ectoparásito Caligus rogercresseyi, sobre los recursos chorito y jaiba marmola”, el cual contó con la participación de destacados investigadores como el Dr. Kurt Paschke, académico del Instituto de Acuicultura de la UACh, sede Puerto Montt, Dr. Jorge Toro, Dr. Miguel Pardo, Dr.(c) Pablo Oyarzún y Biol Mar Marcela Riveros del Instituto de Ciencias Marinas y Limnológicas de la UACh; la Dra. Paulina Gebauer, del Centro I-mar de la Universidad de Los Lagos; el Dr. Mauricio Urbina, Biosciences, University of Exeter, del Reino Unido; y el Dr.(c) Juan Pablo Cumillaf, Instituto de Acuicultura, UACh.

Objetivos

De los objetivos específicos, se revisó la literatura nacional e internacional disponible a la fecha sobre los efectos de piretroides, organofosforados, con especial énfasis en azametifos, y peróxido de hidrógeno (PH) sobre organismos acuáticos; paralelamente a ello, se determinó la toxicidad aguda y crónica de la cipermetrina, deltametrina, azametifos y peróxido de hidrógeno en la etapa adulta y larval en jaiba marmola (Cancer edwardsii), bajo condiciones controladas; se determinó la toxicidad aguda y crónica de azametifos y peróxido de hidrógeno en la etapa adulta y larval de chorito (Mytilus chilensis) y su efecto en la fijación de las mismas, bajo condiciones controladas; y se estimó la concentración que alcanza el azametifos y el peróxido de hidrógeno en condiciones de campo para compararla con los resultados obtenidos bajo condiciones controladas.

El Dr. Jorge Toro, expuso sobre los efectos de piretroides en mejillón (Mytilus chilensis). Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.
El Dr. Jorge Toro, expuso sobre los efectos de piretroides en mejillón (Mytilus chilensis). Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.

Mejillón

En cuanto a los efectos de piretroides en choritos, el proyecto consideró estudiar, en laboratorio, su incidencia en ejemplares extraídos de bancos naturales de una zona no expuesta (Caleta Amargo, bahía de Corral, Valdivia) y de una zona expuesta (Bahía Yal, Isla de Chiloé).

Los resultados describieron que se observó un mayor efecto en las tasas fisiológicas cuando los mejillones adultos son expuestos a PH que cuando se exponen a azametifos.

El Dr. Joro Toro, especificó que, en relación al crecimiento potencial, este no mostró diferencias significativas ante la exposición a las concentraciones de azametifos y el control, es decir, este piretroide no tiene un efecto instantáneo en el crecimiento de los mejillones.

El mayor efecto de PH en comparación con azametifos es más notorio en la viabilidad de gametos y especialmente sobre las larvas de mejillón, donde menos de un 5% sobrevive luego de ser expuestos a concentraciones de PH 30 veces menores a la concentración recomendada por el fabricante (CRF) (1500 ppm).

Para azametifos, la sobrevivencia larval igualmente fue significativa a concentraciones 30 veces menores que la CRF, con solo un 20% de sobrevivientes.

Jaiba marmola

Para los ejemplares adultos de jaiba marmola, la investigación consideró el estudio de los efectos de cipermetrina, deltametrina, azametifos y peróxido de hidrógeno sobre este animal acuático.

El Dr. Kurt Pashke detalló que se realizaron muestreos y seguimientos de su efecto en los individuos a las 24, 48, 72 y 96 hrs. en los cuales de determinó la CL50 (Concentración letal mortalidad del 50%) y los efectos subletales por medio de la cuantificación de variables fisiológicas, consumo de oxígeno, actividad de enzima antioxidante catalasa (CAT) y actividad de enzima acetilcolinesterasa.

En el caso del peróxido, a una concentración de 1500 ppm por 24 hrs. se observó que los animales estaban flotando vivos, pero al disectarlos se encontró gran cantidad de burbujas al interior de las branquias y daño severo a simple vista en las lamelas y otros órganos como el hematopáncreas.

Con azametifos se observó un notorio incremento del consumo de oxígeno acompañado de una dismunición de la actividad de CAT en el músculo y hematopáncreas.