Saltar al contenido principal

El proyecto que busca producir truchas arcoíris con mayor fuerza cardíaca

Ovas incubadas a bajas temperaturas han tenido efectos positivos sobre el desarrollo y la fuerza del corazón de truchas arcoíris.
Ovas incubadas a bajas temperaturas han tenido efectos positivos sobre el desarrollo y la fuerza del corazón de truchas arcoíris.

Noruega: El proyecto “Trucha robusta” mantendrá ovas y peces juveniles a baja temperatura, de modo que el corazón se desarrolle más alineado con el crecimiento del cuerpo de pez. 

Svanøy Havbruk es una empresa noruega que se dedica al cultivo exclusivo de trucha arcoíris. Por esta razón. han solicitado dos permisos de investigación de 780 toneladas cada uno por un período de cinco años. para llevar a cabo el proyecto “Trucha robusta” (Robust ørret).

Según la información publicada en Kyst.no, medio asociado a Salmonexpert, la iniciativa tiene como objetivo producir truchas arcoíris con una mayor fuerza cardíaca, con el fin de que puedan soportar mejor situaciones estresantes en la fase de agua de mar.

Esto pretenden lograrlo manteniendo las ovas y peces juveniles a baja temperatura, de modo que el corazón se desarrolle más alineado con el crecimiento del cuerpo de pez. El proyecto investigará el impacto de la baja temperatura en la fase de agua dulce sobre el crecimiento del corazón y luego la rendimiento de la trucha en mar.

También evaluarán las diferencias entre sexo y la programación epigenética relacionada con los efectos a largo plazo de la baja temperatura de las ovas en el crecimiento y la fuerza del corazón.

Nofima AS será responsable de realizar las investigaciones del proyecto, y la iniciativa se realizará en centros de cultivo ubicados en el municipio de Kinn en el condado de Vestland, Noruega.

Bienestar animal

La Dirección Noruega de Pesca de Noruega (Fiskeridirektoratet) señaló en respuesta a la solicitud de la compañía que lo consideran un tema relevante en relación con los desafíos que enfrenta la industria.

“Las pérdidas en la producción de peces de cultivo en Noruega es demasiado alta y durante mucho tiempo ha estado a un nivel superior al de otras naciones con las que es natural comparar. La gran pérdida indica que el bienestar de los peces no es óptimo y a su vez genera importantes mermas económicas para la industria”, se afirma en la respuesta de la Dirección Noruega de Pesca.

Según explican desde Svanøy Havbruk, estudios previos realizados en ovas de salmón cultivadas a baja temperatura, han demostrado tener efectos positivos en el desarrollo y la fuerza del corazón, y ha resultado en el desarrollo de un corazón triangular normal a diferencia de los peces de ovas incubadas a temperaturas más altas.

“La Dirección Noruega de Pesca considera que los estudios para lograr efectos duraderos en el crecimiento y la función del corazón a través de cambios epigenéticos de por vida son interesantes y orientados al futuro”, agregan desde la entidad noruega.

Lea también: