Saltar al contenido principal

Proyecto plantea dos años para sacar concesiones acuícolas desde áreas protegidas

Área Protegida ligada a pueblos originario Alacalufes. Foto: Archivo Salmonexpert.
Área Protegida ligada a pueblos originario Alacalufes. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: La iniciativa presentada por un grupo de parlamentarios, busca ampliar la exclusión de centros de salmón desde parques marinos a parques nacionales, reservas nacionales y forestales.

Un proyecto que modifica la Ley Nº 18.892 de Pesca y Acuicultura y con el que se busca excluir el cultivo de especies hidrobiológicas exóticas en áreas protegidas ingresó a la Cámara de Diputados bajo la representación de ocho parlamentarios de distintos sectores. En cuatro artículos, la propuesta fija dos años a partir de la publicación de la ley para la caducidad de “las concesiones de acuicultura otorgadas al interior de áreas protegidas y cuyo proyecto técnico considere especies hidrobiológicas exóticas, incluidas aquellas otorgadas con anterioridad a la Ley N° 20.434”.  

La iniciativa amplía la norma de protección para que incluya no sólo a parques marinos, sino también a parques nacionales, reservas nacionales y forestales.

Cumplido el plazo de dos años, dice el texto legal, “caducarán por el solo ministerio de la ley y no podrán ser relocalizadas” y tampoco podrían presentarse respecto de ellas solicitudes de modificación de dichos proyectos técnicos con la finalidad de ampliar el área concedida o aumentar el nivel de producción máxima autorizada.

Y agrega como causales de caducidad de esas concesiones, “incurrir por una vez en condición anaeróbica, así como haber sido sancionado (…) por cualquiera de las infracciones enumeradas en el artículo 118 ter de la Ley General de Pesca y Acuicultura”.

Asimismo, “la ocurrencia en el respectivo centro de cultivo de un evento de mortalidad masiva, así como de escape, desprendimiento o pérdida de recursos hidrobiológicos exóticos que revista el carácter de masivo, siempre que el titular del centro no logre recapturar, como mínimo, el 50% de los ejemplares en el plazo de 30 días, no prorrogables, contado desde la ocurrencia del evento”, será también causal de caducidad.

Entre los fundamentos de la iniciativa, los parlamentarios apuntan a lo preocupante que resulta “la posibilidad de otorgar concesiones sectoriales” al interior de áreas protegidas, de “actividades que no guardan relación alguna con las finalidades para lo cual son creadas, poniendo en riesgo sus respectivos objetos de conservación”.

Y aunque lo ejemplifican con actividades como acuicultura, minería, marítimas o turismo, cita a la primera como “uno de los casos más complejos”, “en particular con las concesiones para la salmonicultura”.

Advierten de la sobrecarga por “la instalación de numerosas concesiones salmoneras” dentro de porciones marinas de Reservas Nacionales y Forestales en las regiones más australes”, constatando “situaciones dramáticas como la de la Reserva Forestal las Guaitecas, en la Región de Aysén”, que a enero de 2020 sumaba 320 concesiones dentro de su porción marina; o en la Reserva Nacional Kawésqar, en Magallanes, que a junio de 2020 contaba 69 concesiones salmoneras y más de 100 en trámite.

Lea también: