Skip to main content

Regulador de EE.UU. aprueba canola patentada de Cargill

Imagen referencial de canola. Foto: Nuseed Australia.
Imagen referencial de canola. Foto: Nuseed Australia.

Estados Unidos: Con esto, la empresa entregará “una fuente sostenible de origen vegetal de ácidos grasos omega-3” para alimentar salmónidos, a través de su producto Latitude ™.

Ahora, los acuicultores tendrán acceso a una fuente sostenible de origen vegetal de ácidos grasos omega-3 para alimentar sus peces, ya que el Departamento de Agricultura de EE.UU. ha aprobado la canola patentada de Cargill para el cultivo en ese pais. Actualmente, las dietas de salmón contienen aceite de pescado para ayudarlos a alcanzar los niveles de ácidos grasos omega-3 EPA y DHA deseados. 

De acuerdo con la empresa, al combinar la tecnología de la compañía BASF con sus capacidades de innovación en canola y su experiencia en acuicultura, Cargill puede proporcionar a los agricultores acceso a Latitude ™, “una alternativa basada en plantas que alivia la presión de captura en las poblaciones de peces silvestres, al tiempo que satisface la necesidad del mercado de un suministro confiable de larga duración -cadena omega-3- a un precio predecible”.

“Esta aprobación significa que estamos en el objetivo de ofrecer Latitude ™, nuestra alternativa sostenible al aceite de pescado hecha de semillas oleaginosas de canola para los productores acuícolas y fabricantes de alimentos. Representa otro paso clave en la creación de una cadena de suministro global que puede enfrentar un desafío ambiental crítico”, dijo Mark Christiansen, director gerente del negocio de aceites especiales de Cargill.

Cargill ha estado probando variedades de canola omega-3 bajo permiso en múltiples ubicaciones en Montana desde el año 2015, y con la aprobación del Departamento de Agricultura de EE.UU., planea avanzar en la comercialización del nueco producto. BASF generó el paquete de datos y presentó la solicitud para la aprobación regulatoria de la canola omega-3 de cadena larga patentada.

"Estamos comprometidos con la excelencia para cumplir con los amplios requisitos regulatorios y de administración que acompañan a un nuevo cultivo genéticamente optimizado, y para garantizar el cumplimiento estricto de todas las regulaciones aplicables", afirmó Ralph Paulini, vicepresidente de regulación y administración de semillas en BASF.

Lea también: