Saltar al contenido principal

Salmonicultora es la primera en aliarse a Consorcio de Acuicultura Sustentable

Firma del inédito convenio. Foto: CRIA.
Firma del inédito convenio. Foto: CRIA.

Chile: Salmones Antártica es la primera empresa en firmar un acuerdo con el Centro de Innovación e Investigación Acuícola, para intercambio técnico/científico, en aspectos como nutrición y dietas funcionales. 

La Universidad de Chile se fijó como objetivo contribuir de forma relevante a trabajar en el desafío de la alimentación mundial, a través del Centro de Innovación e Investigación Acuícola (CRIA, Center for Research and Innovation in Aquaculture), el que integra enfoques analíticos relacionados con la genómica, la nutrición, la inmunología, la microbiología y la bioinformática.

Lo anterior, según detallaron por medio de comunicado de prensa, “con el fin de entender los procesos biológicos asociados a los organismos acuáticos, buscando soluciones productivas y de conservación. Para alcanzar estos objetivos, la generación de alianzas con empresas, gremios, u otras organizaciones son indispensables, ya que sólo así, podremos abordar desafíos complejos como es la producción de alimento sostenible”.

Y es así, como Salmones Antártica, “empresa líder en el cultivo de trucha arcoíris y una de las pocas que presenta una integración completa de su operación, incluyendo una planta de alimentos con capacidad para producir hasta 100.000 toneladas anuales, es la primera compañía en formalizar una alianza junto a CRIA, con la finalidad de crear un espacio abierto de trabajo y cooperación institucional que fortalezca el intercambio técnico/científico, en donde los aspectos de nutrición y el desarrollo de dietas funcionales juegan un rol primordial”.

Con esto en mente, indican desde la Universidad de Chile, se desarrolla el “Consorcio para una acuicultura sustentable” que busca acompañar desde el reconocimiento y caracterización de las problemáticas más relevantes, el diseño de investigación asociada, interpretación de resultados y su transferencia, reduciendo riesgos y maximizando la probabilidad de encontrar soluciones transversales desde las materias primas hasta el producto final, ya sea mediante financiamiento tanto público como privado”.

“Este consorcio se encuentra abierto a otros participantes, fomentando la generación de redes y relaciones a largo plazo en donde se puedan exponer problemáticas, experiencias y resultados de manera segura y cómoda, reduciendo la brecha empresa-universidad, favoreciendo la innovación y el desarrollo en la búsqueda de una acuicultura sostenible. Por lo que les dejamos una invitación abierta a integrar este espacio”, señalan desde la casa de estudios.

Lea también: