Saltar al contenido principal

Justicia declara que publicar datos de centros no afecta intereses de salmonicultoras

La Corte de Apelaciones de Puerto Montt dio luz verde a la publicación de los datos. Foto: Poder Judicial.
La Corte de Apelaciones de Puerto Montt dio luz verde a la publicación de los datos. Foto: Poder Judicial.

Chile: La Corte de Apelaciones de Puerto Montt desestimó un reclamo de la empresa Invermar que buscaba evitar que se revelara información sobre enfermedades bacterianas y virales en sitios de cultivo. 

Divulgar la información que posee Sernapesca sobre cuáles son los centros de engorda de salmones con enfermedades infecciosas no afecta los derechos comerciales de las empresas porque son los datos que, al publicarse, no implican dejarlas en desventaja competitiva frente a otros productores.

Ese fue el principal argumento que esgrimió la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt para desechar el reclamo de la empresa Invernar, que buscaba dejar sin efecto un dictamen del Consejo para la Transparencia que instruía a Sernapesca responder la consulta de un particular sobre los centros que informaron la presencia de enfermedades bacterianas y virales en los peces, en los años 2018 y 2019, y en las regiones de Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes.

En lo medular de este punto, los jueces estimaron que no hay afectación económica o a la competencia porque la información que era requerida “no permite determinar la biomasa presente en el centro de cultivo, ni tampoco asociar ello a los costos en que incurre en el manejo de potenciales enfermedades que puedan incidir en el porcentaje de especies efectivamente criadas y comercializadas, sino que, por el contrario, sólo permite determinar el cumplimiento de los estándares de tratamiento de patologías que afectan en específicos a los individuos cultivados y ello per se no permite vislumbrar que brinde las ventajas competitivas que se alegan ni para los productores y comercializadores de fármacos, ni para eventuales empresas del rubro”.

¿Pública o privada?

Es un caso con una historia larga. Primero fue Sernapesca que se negó entregar la información al solicitante porque las empresas alegaron eventuales afectaciones comerciales, más tarde un recurso de amparo ante el Consejo para la Transparencia ordenó liberar los datos, seguido por una acción de Invermar y la decisión de la corte puertomontina. Y que seguramente tendrá un nuevo capítulo en la Corte Suprema, porque el plazo para recurrir de queja vence este jueves 28 de julio.

Invermar presentó otros dos argumentos para que no se difunda la información sobre las enfermedades de los peces, pero que igualmente fueron desechados por los jueces.

Uno era formal, por un supuesto vicio procesal en el Consejo para la Transparencia que ,según el fallo de la Corte de Apelaciones, no fue tal.

Y el otro de fondo, porque Invermar alegó que la información que mantiene Sernapesca no es pública por el sólo hecho de que esté en poder de ese servicio estatal, más aún si fue entregada por la empresa sólo por la potestad fiscalizadora de la institución.

Al respecto, la sentencia es categórica al indicar que “a juicio de esta magistratura reviste el carácter de pública por su condición de insumo para el ejercicio de las funciones inherentes y esenciales al órgano público requerido (Sernapesca)”.

Lea también: