Saltar al contenido principal
El 24 de marzo el Sindicato N°1 de trabajadores Ewos Chile Alimentos Ltda. comenzó su segunda negociación colectiva. Foto: Cedida.
El 24 de marzo el Sindicato N°1 de trabajadores Ewos Chile Alimentos Ltda. comenzó su segunda negociación colectiva. Foto: Cedida.

Chile: Luego de realizar asamblea presencial, el 10 de mayo los 255 socios decidirán realizar una huelga, debido a la última propuesta de la compañía que no satisface las demandas de los trabajadores.

El 24 de marzo de este año, el Sindicato N°1 de trabajadores Ewos Chile Alimentos Ltda. comenzó su segunda negociación colectiva, presentando una serie de propuestas que fueron rechazadas por la compañía el 4 de abril pasado.

En conversación con Salmonexpert, Bernardita Pavez, secretaria del sindicato comentó que la propuesta realizada ha sido mesurada, “ya que nos enfocamos en solicitar todos aquellos beneficios que se perdieron cuando nos compró Cargill, además de un incremento en las remuneraciones de los trabajadores”.

A juicio de la representante del sindicato, se han reunido en varias ocasiones, “ya que queríamos saber, en el marco de la negociación, cuáles eran las propuestas que habíamos realizado que debíamos reconsiderar, el porqué del rechazo y la negativa de seguir reuniéndonos para continuar la negociación”, explicó, agregando que “nuestra segunda propuesta la rebajamos en un 50% pero aun así su respuesta a esta propuesta fue mucho más baja de lo que estábamos solicitando”.

A raíz de lo anterior, y en vista de no ver que habría una respuesta favorable a sus demandas, el viernes 29 de abril, los 255 socios del sindicato realizaron asamblea presencial para comunicarles la postura de la empresa y su propuesta.

“En cuanto al salario, la compañía nos ofrece un incremento de 1,5% sobre IPC por única vez. Por otra parte, en relación con bonos de producción, mantiene los $2,9 por tonelada, considerando producción anual de hasta 220 mil ton anuales y se aumentaría a $3,5 pesos por tonelada, si se superan las 220 mil ton anuales. En cuanto a los retiros voluntarios, no nos dieron ninguna respuesta y en el caso del bono de termino de conflicto, nos ofrecieron $800.000 brutos, $300.000 menos que la negociación del 2019”, manifestó.

En este contexto, el sindicato ya tomó una hora con la Inspección del Trabajo para el día 10 de mayo, instancia en que los socios podrán votar si se van a huelga. “En muchos de nuestras demandas no pedimos dinero, sino que cuestiones obvias que no se están cumpliendo, como por ejemplo, entrega de ropa de trabajo y zapatos de seguridad. Otro punto es el reconocimiento a los años de servicio, pues tenemos socios que han trabajado por más de 30 años en la planta, y eso tampoco lo aceptaron”, recalcó.

Según Bernardita, “los trabajadores sienten que no se les está dando el valor que merecen. Aun conociendo lo estados financieros de la empresa, nuestras demandas son muy responsables, porque sabemos cómo está el contexto económico global, pero el incremento del 1,5% es ofensivo. Además, nuestra propuesta está considerada a dos años, pero la empresa ofrece mantenerla a 3 años, lo que no nos conviene por lo irregular que está el mercado”, expresó.

“Los trabajadores saben cuál es el riesgo de irse a una huelga, pero está dispuesta a sacrificarse el tiempo que sea necesario para poder tener garantías”, puntualizó.

Consultada la empresa de alimentos, señalaron que efectivamente se está llevando un proceso de negociación, con normalidad y dentro de los plazos establecidos. Añadieron que las conversaciones siguen y la empresa aprovechará todas las instancias dispuestas en la ley para procurar alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

Lea también: