Saltar al contenido principal
Representantes de Skretting Chile y del INIA. Foto: Skretting Chile.
Representantes de Skretting Chile y del INIA. Foto: Skretting Chile.

Chile: La empresa trabajará en conjunto al Instituto de Investigaciones Agropecuarias para aumentar la sustitución de materias primas marinas en los alimentos de los salmones. 

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y Skretting firmaron un acuerdo que busca generar materias primas especializadas para mejorar la dieta de los salmones en Chile. 

“Uno de nuestros principales objetivos como institución vinculada al Ministerio de Agricultura es responder a la demanda de la agroindustria y, en ese sentido, si podemos apoyar a mejorar la competitividad de un sector importante para la economía de Chile, lo haremos con el desarrollo de nuevas tecnologías que generen este impacto”. Así explicó el director del INIA, Pedro Bustos, el avance para dar respuesta a una solicitud hecha por representantes de la industria de los salmones al titular de la cartera del Agro, Antonio Walker, que buscaba el reemplazo de la harina y aceite de pescado en sus dietas por materias primas de origen vegetal.

Al respecto, la Coordinadora Nacional del Programa de Alimentos de la institución, Dra María Teresa Pino, quien vincula los requerimientos entre el sector acuícola y agropecuario, dijo que INIA tiene las capacidades en I+D para desarrollar nuevas materias primas y generar variedades altas en proteínas y ácidos grasos, para contribuir así a una alimentación sustentable en la industria del salmón.

La especialista del INIA señaló, además, que “la salmonicultura requiere un alto número de hectáreas de materia prima de origen vegetal, por lo tanto, existe una gran oportunidad para nuestro sector y en especial para rubros específicos como los granos. Es decir, si logramos unir este importante poder de compra, el cual estima que para el 2020 requerirá un aumento de un 30% de los volúmenes de materias primas, estaríamos potenciando de manera significativa el sector agrícola nacional”.

Para conseguirlo, se desarrolló un plan de trabajo entre INIA y Skretting Chile, además de otros representantes de la industria de los salmones a lo largo del país, con el objetivo de realizar las acciones necesarias que validen la sustitución de materias primas marinas por materias primas vegetales nacionales. En la actualidad, un porcentaje importante de los ingredientes vegetales se importan.

En palabras de Juan Gutiérrez, Skretting ARC Manager, “el convenio con el INIA permitirá volver a poner en primer plano el trabajo colaborativo entre la empresa privada y los Institutos especializados en investigación agrícola. Vemos oportunidades muy interesantes en el área de los almidones, concentrados proteicos y también en los aceites de origen vegetal. Hoy más que nunca, se necesita potenciar el uso de materias primas alternativas a las de origen animal marino, ya que éstas no sólo serán más escasas y costosas, sino que además no están en la línea de sustentabilidad de nuestra industria”.

Hasta el momento, según comunicado de prensa, los avances de la colaboración han sido significativos, ya que se buscan iniciativas concretas con metas y tiempos que permitan la diversificación de la agricultura en Chile y fomenten el manejo de un alimento sustentable para la industria del salmón. También, la economía circular es otro concepto que se trabajará pues “actualmente, la tendencia es desarrollar materias primas vegetales de alto valor y rendimiento gracias a procesos tecnológicos y en esta tarea estamos enfacados”, enfatizó Pino.

Lea también: