Saltar al contenido principal
Lobería de Cobquecura. Imagen: Youtube.
Lobería de Cobquecura. Imagen: Youtube.

Chile: Las solicitudes, que habían sido realizadas por Inversiones Pelícano, también buscaban cultivar otras especies acuícolas como choritos y macroalgas. 

A través de dos informes técnicos, Subpesca rechazó nueve solicitudes que buscaban la explotación de concesiones de acuicultura en las regiones de Biobío y Ñuble. 

Lo anterior, de acuerdo con lo señalado por la autoridad sectorial, dado que no dieron cumplimiento a los requerimientos ambientales dentro de los plazos establecidos por ley.

Las solicitudes de concesiones eran del titular Inversiones Pelícano, que en el marco del rechazo de sus nueve solicitudes por parte de Subpesca, decidió desistir de sus proyectos presentados ante el Servicio de Evaluación Ambiental, lo que fue aceptado por la autoridad sectorial. 

Cabe recordar que cada uno de los proyectos de Inversiones Pelícano contemplaba la generación de hasta 3.000 toneladas de salmón, 1.800 toneladas de cojinoba, y producciones variables de choritos y macroalgas, dependiendo del tipo de concesión acuícola. 

Frente a estas iniciativas, a modo de antecedente, Inversiones Pelícano tuvo la resistencia férrea de Cobquecura y Coelemu antes de la separación de Ñuble como región. 

Es así como, ya en calidad de independientes, la presión social y política de las respectivas comunas, rechazó un proyecto de la compañía ubicado al noroeste de Punta Rinconada de Cobquecura. De hecho, otras dos propuestas fueron desistidas definitivamente.

Asimismo, específicamente en Coelemu, se negó una concesión acuícola frente al sector Estero Perales, lo que provocó otro desistimiento en la comuna de Trehuaco por parte de la empresa, hasta que se llegó al rechazo actual de Subpesca.

Para ver la primera resolución de Subpesca, haga click aquí.

Para ver la segunda resolución de Subpesca, haga click aquí.

Lea también: