Saltar al contenido principal

Advierten que abrir cabotaje marítimo en Chile generará competencia desleal

Imagen referencial de wellboat. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de wellboat. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Asociaciones dijeron que con la apertura del cabotaje marítimo, promovida por el Gobierno, las naves extranjeras ingresarían a Chile con banderas de conveniencia que precarizarían el empleo.

En agosto pasado, ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto que modifica la Ley de Fomento de la Marina Mercante y la Ley de Navegación, estableciendo que naves extranjeras podrán ofrecer servicios de cabotaje marítimo tanto de carga como de pasajeros. La iniciativa está encabezada por el actual Gobierno de Chile. 

Al respecto, a través de una presentación hecha ante parlamentarios, la Alianza Marítima de Chile, Federaciones, Gremios y Sindicatos Marítimos, la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), Armadores nacionales y regionales (ANA y Armasur), rechazan el proyecto.

Y en su documento, las agrupaciones plantearon varios puntos, entre ellos, que surgirá competencia desleal de parte de navieros extranjeros, ya que utilizarían además banderas de conveniencia de bajo costo, en donde no se exige el pago de leyes sociales a los marinos, ni tampoco impuesto de primera categoría, y los salarios son precarios. 

Luego, afirmaron que existirá discriminación frente a otros medios de transporte, considerando que estos operadores extranjeros, podrían ingresar al país con fletes muy bajos, “para una vez eliminada la competencia de los navieros chilenos sea que operen con bandera chilena o de conveniencia, subirlos indiscriminadamente, tal como ha sido la experiencia de otros países como Argentina, Perú, Australia. Esto afecta a todos los medios de transporte que comparten el mismo tipo de carga, por ejemplo: camiones, ferrocarriles”. 

 Asimismo, advirtieron que abrir el cabotaje marítimo en Chile “exterminaría fuentes laborales de los trabajadores de la Marina Mercante Nacional, afectando a más de 100.000 trabajadores directa e indirectamente y a sus respectivas familias. Un masivo grupo de Oficiales y Tripulantes migraría a otras actividades y otros países, arrastrando una inevitable pérdida de competencias profesionales, recursos que sería muy costoso, difícil y lento en recuperar, si es que se revirtiese la medida”. 

En tanto, las agrupaciones sostuvieron que este proyecto de ley, de materializarse, “agravaría el actual declive que afecta a nuestra Marina Mercante que no crece en tonelaje en naves de bandera nacional, ya que no existen políticas de transporte integradas y sustentables. Los gremios nunca fuimos invitados por el Gobierno, para analizar estos importantes temas antes de promulgar este Proyecto de Ley: Tonelaje de Registro Grueso (TRG): 854.655-2017/ 766.988-2018/ 700.588-2019/ 671.692-2020”.  

“Seríamos pioneros en el mundo en dictar unilateralmente una medida que atente contra sus propios intereses marítimos, sin establecer políticas de reciprocidad. Causaría la desaparición inminente de la Marina Mercante Nacional, junto a sus tráficos de servicios regulares establecidos por años”, puntualizaron las asociaciones gremiales en su presentación ante parlamentarios.

Lea también: