Saltar al contenido principal
Alcalde de Cisnes, Francisco Roncagliolo. Foto: Municipalidad de Cisnes / Gentileza de El Divisadero.
Alcalde de Cisnes, Francisco Roncagliolo. Foto: Municipalidad de Cisnes / Gentileza de El Divisadero.

Chile: Francisco Roncagliolo afirma que el sitio de cultivo de Salmones de Chile -que fue instalado sin consultar a la comunidad-, se encuentra en una zona turística de Puyuhuapi, con poca circulación de agua. 

“Lo que plantea la comunidad es que se reubiquen. No es contra la salmonicultura el tema, es contra ese centro específico”, dice a Salmonexpert el alcalde de Cisnes, en Aysén, Francisco Roncagliolo, respecto de la polémica generada por la reanudación de actividades de crianza de peces en un centro de cultivos de Salmones de Chile, situado muy cerca del borde costero, al fondo del Fiordo Puyuhuapi.

Se trata de un centro cuya concesión data de los años 90, cuando aún no entraba en vigencia la Ley de Bases del Medio Ambiente y que quedó situado en un punto muy cercano al turístico poblado de Puyuhuapi, en plena Carretera Austral.

El problema ahora se originó porque el titular de la concesión, Salmones de Chile, reanudó actividades en las instalaciones sin informar a la comunidad y pese a que, según los vecinos, había un acuerdo previo de que no la volverían a usar.

“Aunque son sólo unas seis jaulas, unos 60 mil salmones, había un seudo acuerdo” afirma el alcalde, de que no se reanudarían actividades en ese centro.

Tampoco ayudó que hayan llegado a instalarse de noche, “cosa que reconoció la empresa también (…) que había sido un error, lo dijeron por los medios regionales”, agrega Roncagliolo, porque él no se ha reunido personalmente con representantes de la compañía y sólo ha tenido contacto telefónico.

Pero el problema de fondo, a juicio del edil, es la localización del centro, “Por un tema turístico”, y porque “es una zona que no tiene mucha circulación de agua, una zona muy cerrada… por un tema de contaminación no más”, recalca, “de ahí hacia afuera, en la península hay concesiones y no hay problemas. Tenemos hartas empresas, en todos los canales tenemos centros de cultivos”, reafirma.

¿Y cómo es la convivencia?

“Hasta ahora positiva, obviamente hay algunas personas que tienen posturas específicas, pero en general las comunidades conviven con la salmonicultura, porque la gente trabaja en los centros de cultivos, prestan servicios de distinta índole, obviamente hay una convivencia”, explica el alcalde.

Ahora, agrega el edil, la empresa ha mencionado que solamente “les interesa la concesión, es parte de su patrimonio” y lo quieren tener “funcionando por unos cuantos meses, tres o cuatro”, “para mantener la concesión, pasar la revista que hace Sernapesca, que les pide para renovar la concesión que tiene que tener uso”, apunta la Autoridad.

Lea también: