Saltar al contenido principal
Imagen referencial de canola. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de canola. Foto: Archivo Salmonexpert.

Canadá: La canola genéticamente modificada ha sido desarrollada como una alternativa al aceite de pescado, para ser incluida en la alimentación acuícola, comercializada como Aquaterra.

Una canola genéticamente modificada que produce el ácido graso de cadena larga omega-3 DHA (ácido docosahexaenoico) ha sido aprobada para su uso en acuicultura y agricultura por la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos (CFIA).

CFIA también confirmó que la canola transgénica no representa un mayor riesgo ambiental en comparación con otras canolas cultivadas y está aprobada para el cultivo masivo.

Por separado, Health Canadá determinó que el aceite altamente refinado derivado de la canola de Nuseed es seguro para el consumo humano en ese país.

La canola GM ha sido desarrollada como una alternativa al aceite de pescado para ser incluida en la alimentación acuícola (comercializada como Aquaterra) y para la nutrición humana (comercializada como Nutriterra).

El ejecutivo del grupo Nuseed, Brent Zacharias, dijo que Canadá era uno de los mayores productores mundiales de salmón de cultivo, y las aprobaciones regulatorias fueron un hito importante en el desarrollo y comercialización de la canola omega-3.

"Estas aprobaciones posicionan a Nuseed para abastecer al mercado canadiense con un aceite que se ha demostrado que brinda beneficios para la salud de los peces y permite los objetivos de sostenibilidad de la industria, particularmente en la reducción de la dependencia de los escasos ingredientes marinos", expuso el representante de la empresa al respecto.

"Dada la posición de Canadá como el mayor país de producción de canola, la aprobación también garantiza nuestra escalabilidad futura, dándonos acceso a un mercado de expansión clave", puntualizó Zacharias.

La empresa internacional con sede en Australia Nuseed recibió la aprobación de desregulación del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para el cultivo en 2018 y duplicó su producción por contrato de canola GM en 2019 al asociarse con productores en Montana y Dakota del Norte.

Lea también: