Saltar al contenido principal
El reconocido chef chileno, Carlo von Mühlenbrock. Foto: Mowi.
El reconocido chef chileno, Carlo von Mühlenbrock. Foto: Mowi.

Chile: El chef Carlo von Mühlenbrock afirma que el salmón puede transformarse en un producto “más cariñoso y cotidiano” para los chilenos, pero primero debe estar más al alcance de todos.

El reconocido chef Carlo von Mühlenbrock, lleva un tiempo ya trabajando, de la mano de Mowi, para que la salmonicultura tome más terreno en Chile. En entrevista con Salmonexpert, afirma que la comunicación de la industria “me parece que está mucho más orientada hacia el mercado de la exportación. Siento que a pesar que lleva más de 30 años operando, la vinculación con el medio es relativa a nivel nacional. Creo que queda un gran trabajo por hacer en esta área”.

En tu trabajo en terreno, ¿cuál cree que es la percepción que se tiene sobre esta actividad?

Creo que la percepción ha ido cambiando con el tiempo. Hoy existen empresas que sí quieren vincularse y tienen una relación con sus colaboradores que es bastante directa y todo esto hace que hoy se pueda saber más sobre el producto y los procesos.

Pero creo que también todavía persiste la impresión que, en algún minuto, lo que la gente veía era sólo una industria de personas con camionetas blancas, que no se relacionaban con nadie.

¿Falta que este sector trabaje más en conjunto que individualmente con las comunidades, para mejorar su relación con ellas?

Creo que precisamente el haber trabajado tanto en equipo hace que las cosas no lleguen nunca a puerto, porque hay que preguntar mucha opinión. En ese sentido, pienso que las iniciativas individuales también sirven.

¿Debería la industria destinar más salmón para consumo interno?

Sin lugar a dudas que sería maravilloso. Sí quiero destacar que hoy día, los niños de las escuelas de la región de Los Lagos tienen la posibilidad de degustar este producto. Me consta, ya que he participado en la capacitación que se hizo a las manipuladoras de alimento de Chiloé, Osorno y Puerto Montt.

Independientemente de esto, creo que habría que hacer un esfuerzo extra para que el valor del kilo de salmón deje de estar regulado por Estados Unidos y se pueda llegar a un valor que esté al alcance de todos los chilenos.

¿Es cierto que las personas cuestionan menos el producto que consumen más continuamente?

Sin lugar a dudas uno genera un vínculo con el producto que siempre ha tenido a la mano. Al ser el salmón un producto introducido que sólo lleva 30 años en Chile, no es el producto que tu abuela conocía. Creo que es un camino que va avanzando, pero para que se vincule, todo tiene que ver con que esté más al alcance en el país y eso es lo que habría que conseguir para hacer de este producto algo cariñoso y cotidiano.

El chef Carlo von Mühlenbrock visitando un centro de cultivo de salmón de Mowi. Foto: Mowi.
El chef Carlo von Mühlenbrock visitando un centro de cultivo de salmón de Mowi. Foto: Mowi.

¿Cuál es el rol que pueden tomar los chefs para difundir el quehacer de la salmonicultura chilena?

Sin más, hace un mes atrás tuvimos un conversatorio con los chefs más importantes de la región de Los Lagos, para hablar del salmón y su vinculación con el medio, sus beneficios, sus prácticas. Fue interesante ver cómo el salmón hoy se reconoce como un producto de la zona y finalmente se traspasa al consumidor final en distintas preparaciones, a través de los restaurantes.

¿Cuál es a tu juicio la calidad del salmón que se vende en Chile?

Al respecto, creo que hoy hay un grado importante de desconfianza con respecto al tema del uso de antibióticos. En mi observación de lo que está haciendo la industria, me he podido dar cuenta que igual existe un compromiso por trabajar con productos que sean inocuos para el ser humano y respetar estrictamente los períodos de carencia que tienen estos medicamentos. Ojalá podamos avanzar dentro de poco para que exista una vacuna que permita la disminución drástica del uso de antibióticos y que finalmente esto le dé mas confianza a las personas.

¿Debería la industria realizar una campaña de marketing a nivel chileno para erradicar mitos de la actividad y comprometerse públicamente a mejoras?

Más allá de hacer o no una campaña de marketing, creo que se debería establecer una política de puertas abiertas en la que se pueda conocer exactamente el proceso productivo del salmón: si causa daño, si es amistoso con el medio ambiente, cómo se está trabajando para limpiar los fondos marinos. Creo que el transparentar todos sus procesos dará mucho más confianza.

Debemos aprender a sembrar en el mar de manera responsable y respetuosa, ya que esta es la única manera que tendremos para poder alimentar a la población mundial con miras al 2050. Con cuidado y buenas prácticas, el mar nos puede dar mucho.

Lea también: