Saltar al contenido principal

Científicos chilenos identifican nuevos factores de virulencia de Piscirickettsia

Imagen: Pixabay.
Imagen: Pixabay.

Chile: Mediante un estudio in vitro, investigadores nacionales evidenciaron que el patógeno bacteriano, que afecta a la salmonicultura, puede producir varios tipos de proteasas.

Según el más reciente informe sanitario de Sernapesca correspondiente al primer semestre de 2020, la Piscirickettsiosis fue la principal causa de mortalidad infecciosa en salmón Atlántico y la segunda en trucha arcoíris, reafirmando su importancia a nivel país.

Por esta razón, la continua investigación sobre diversos aspectos de la bacteria como sus factores de virulencia, es fundamental.

Las enzimas proteolíticas que degradan distintos tipos de proteinas, por ejemplo, son importantes factores de virulencia, ya que desempeñan un papel clave en la invasión y proliferación bacteriana dentro del hospedador.

Piscirickettsia salmonis invade diversos tejidos entre los que se encuentra el músculo, sin embargo, según un nuevo estudio publicado, hasta la fecha no se han descrito enzimas proteolíticas en el patógeno.

Debido a este hecho, científicos chilenos realizaron una investigación con la finalidad de descubrir y caracterizar este tipo de enzimas en el patógeno bacteriano.

Primero, mediante un análisis informático de los genomas y cepas disponibles de P. salmonis, identificaron una batería de genes putativos codificantes de proteasas, y los compararon con otros genes de proteasa en bases de datos. Luego, los expertos analizaron los niveles de transcripción de cinco genes candidatos mediante infección in vitro y qPCR.

Como resultado, encontraron que todas las cepas estudiadas de la bacteria generaron actividad proteasa en diversos grados, “y esto aumentó significativamente cuando las bacterias infectaron una línea celular de salmón”, expusieron los científicos.

Finalmente, también evidenciaron la expresión génica de varios tipos de proteasas, correspondiendo los niveles más altos al sistema de secreción tipo 1 (T1SS) que también interviene en el transporte de hemolisina A, “aunque además encontramos transcritos con niveles significativos de peptidasa M4 (termolisina) y proteasas CLP”, concluyeron.

Revise el abstract del estudio titulado “Analysis of genes encoding for proteolytic enzymes and cytotoxic proteins as virulence factors of Piscirickettsia salmonis in SHK‐1 cells”, aquí.

Lea también: