Saltar al contenido principal

La nueva planta de Terramar que busca mejorar servicios para la acuicultura

Nuevas instalaciones de Terramar en Coronel. Foto: Alejandro Toledo.
Nuevas instalaciones de Terramar en Coronel. Foto: Alejandro Toledo.

Chile: La empresa cuenta con una capacidad de distribución de 1.200 toneladas diarias de aceites y mezclas de éstos, entre los que consideran alternativas para el aceite de pescado usado en la salmonicultura chilena. 

La compañía chilena dedicada a comercializar materias primas para la alimentación animal con especial atención a la acuicultura nacional y del mundo, Terramar Chile, a través de su filial Terramar SBH inauguró en abril de este año una nueva planta en Coronel, región del Biobío, con la que buscan ampliar su capacidad y mejorar el servicio a sus clientes, entre ellos salmonicultores.

Terramar SBH es un servicio de homogeneizado de los distintos aceites que componen el oilmix de los pellets, proceso que genera una mezcla de calidad físico-química y composición estable en el tiempo de todos los ingredientes oleosos, para generar un producto estable de calidad balanceada y que garantiza que el contenido de la mezcla posea la misma proporción de ingredientes formulados.

“El creciente número de ingredientes disponibles para formular, el alto costo en dinero y tiempo para invertir en estanques y líneas de aceite, el número de dietas para las distintas etapas del ciclo de vida del pez y el alto costo de las materias primas sumado a la necesidad de mantener la competitividad en los mercados de destino son parte relevante del desafío permanente que tiene que sortear la Industria”, explica a Salmonexpert el gerente general de la empresa, Alejandro Toledo, en cuanto a los desafíos que motivaron este crecimiento.

La propuesta de Terramar SBH, de acuerdo con lo informado por el experto, está pensada para complementar y apoyar en la reducción de costos de formulación de alimentos y en la cadena de suministro, en la incorporación de nuevos y variados ingredientes líquidos, en simplificar procesos de producción dentro de las plantas de alimento y, en definitiva, optimizar el proceso productivo.

Ingredientes alternativos

Sumado a lo anterior, Toledo señala que otra de las problemáticas que han resuelto para la industria es la disponibilidad de nuevas alternativas para el aceite de pescado, un ingrediente altamente demandado por la salmonicultura ya que hoy en día las dietas pueden llegar a contener hasta un 40% de materia grasa, que representa una gran cantidad de aceites.

“Existe una gran variedad de aceites disponibles, pero que no se están aprovechando porque las plantas de alimento no tienen la capacidad para almacenarlos. Nosotros tenemos una capacidad de distribución a una tasa de 1.200 toneladas diarias de aceites y mezclados de la forma que el cliente requiera, ese es nuestro concepto”, detalla el ejecutivo.

Además de distintas harinas como vegetales y animales como fuentes proteicas, según comenta Toledo, su variedad de aceites incluyen: aceite de aves, canola, soya, lecitina, lino, maravilla, camelina, maní, algodón, krill, camarón, aceites grasos marinos, aceites grasos vegetales, pescado peruano, pescado chileno, donde “existen muchos tipos de aceites que tienen características nutricionales específicas que podrían ser aprovechadas por la industria”, concluye al respecto el gerente general de Terramar SBH.

Lea también: