Saltar al contenido principal
El medio de cultivo final contiene 12 aminoácidos, donde el ácido glutámico, la treonina y la arginina fueron las principales fuentes de carbono y energía. Foto: Pixabay.
El medio de cultivo final contiene 12 aminoácidos, donde el ácido glutámico, la treonina y la arginina fueron las principales fuentes de carbono y energía. Foto: Pixabay.

Chile: Según los creadores del nuevo medio de cultivo, su desarrollo contribuirá a profundizar la comprensión del metabolismo y la patogénesis de la bacteria así como a la producción de nuevas vacunas.

Investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Chile y del Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (Creas) desarrollaron un nuevo medio de cultivo químicamente definido y optimizado para permitir el crecimiento del patógeno.

El nuevo medio de cultivo fue formulado a través de un diseño racional que incluyó pruebas de auxotrofia y diseños estadísticos considerando la reconstrucción metabólica a escala del genoma de P. salmonis realizada por el mismo grupo de científicos.

El proceso de optimización del medio de cultivo al que denominaron DM0, permitió un doble aumento en la biomasa bacteriana y una reducción de aproximadamente el 50% de los aminoácidos que deben ser agregados al cultivo.

“El medio de cultivo final contiene doce aminoácidos, donde el ácido glutámico, la treonina y la arginina fueron las principales fuentes de carbono y energía, soportando 1,65 g/L de biomasa utilizando 6,5 g/L de aminoácidos en la formulación”, señalaron los desarrolladores chilenos.

En el proceso, los expertos también lograron definir que la bacteria requiere nueve aminoácidos esenciales y dos aminoácidos pseudo-esenciales para su crecimiento, y además, observaron que en el nuevo medio P. salmonis crece formando agregados bacterianos similares a los que normalmente se produce cuando este forma biofilms.

Finalmente, según los científicos, sus resultados “contribuirán significativamente al desarrollo de nuevas estrategias operativas que permitan cultivar la bacteria para producción de vacunas”.

Todo el proceso de desarrollo y estandarización fue publicado recientemente en el Journal of Industrial Microbiology & Biotechnology en el estudio titulado “Engineering a defined culture medium to grow Piscirickettsia salmonis for its use in vaccine formulations”. Lea el abstract aquí.

Lea también: