Saltar al contenido principal

Crean nuevo organismo internacional que analiza gobernanza en acuicultura

Para Wendy Norden, directora Científica del MBA Seafood Watch, los AGI tienen como objetivo proporcionar información sobre las formas en que los gobiernos, la industria y los grupos de la sociedad civil pueden realizar mejoras hacia una acuicultura sostenible. Imagen: Asia Collaborative..
Para Wendy Norden, directora Científica del MBA Seafood Watch, los AGI tienen como objetivo proporcionar información sobre las formas en que los gobiernos, la industria y los grupos de la sociedad civil pueden realizar mejoras hacia una acuicultura sostenible. Imagen: Asia Collaborative..

Estados Unidos: La iniciativa es impulsada por expertos del Grupo de Política Ambiental de la Universidad de Wageningen y cuenta con el apoyo del programa Seafood Watch del Monterrey Bay Aquarium.

En el contexto del proyecto AGI, la gobernanza de la acuicultura se entiende como una gama de procesos y prácticas sociales involucrados en la resolución de problemas sociales y la creación de oportunidades sociales a través de interacciones entre actores civiles, públicos y privados.

Para la nueva organización internacional, evaluar la gobernanza de la acuicultura consiste en analizar las formas en que los sistemas regulatorios, los códigos y estándares voluntarios y los proyectos y actividades conjuntos se organizan en torno a la identificación de problemas ambientales y la respuesta a la resolución de problemas.

Los Indicadores de gobernanza de la acuicultura (AGI) son un marco de evaluación científico-social para medir el desempeño de la gobernanza de la producción acuícola en términos de sostenibilidad ambiental. La unidad de análisis es a nivel de país/especie y constan de 26 indicadores, que se dividen en 75 criterios. La metodología AGI se basa en un enfoque de métodos mixtos. En otras palabras, utiliza métodos cuantitativos y cualitativos para la recopilación y el análisis de datos.

Gestión responsable

Consultada por los objetivos y definiciones de la iniciativa, Wendy Norden, directora Científica del Monterey Bay Aquarium Seafood Watch, relata a Salmonexpert que los AGI son un marco integral que respalda la evolución hacia la gestión responsable de la acuicultura.

“A través de las evaluaciones de AGI, nuestro objetivo es proporcionar información sobre las formas en que los gobiernos, la industria y los grupos de la sociedad civil pueden realizar mejoras hacia una acuicultura sostenible. La clave para el cambio es una mejor comprensión de la capacidad de los gobiernos, la industria y los actores de la sociedad civil para hacer frente a los desafíos de sostenibilidad dentro de la industria de la acuicultura”, declara Norden.

Nos referimos a la gobernanza de la acuicultura como el rango de procesos y prácticas sociales involucrados en la resolución de problemas sociales y la creación de oportunidades sociales a través de interacciones entre actores civiles, públicos y privados”.

Equipo AGI.

Conocimientos prácticos sobre Chile

Uno de los materiales entregados desde el equipo AGI, contempla un informe de evaluación de gobernanza acuícola en Chile, tomando como base información comprendida entre julio de 2019 y julio del 2020. Algunos de los puntos destacados fueron: 

  • Legislación: “los desarrollos actuales muestran reconocimiento de la necesidad de moverse hacia la gestión basada en los ecosistemas. Atención legislativa así como implementación de medidas, en interacciones con la vida silvestre, escapes y acumulación impactos, podría mejorar el sector”.
  • Códigos y estándares: “más coordinación podría conducir a garantizar la coherencia y complementariedad entre códigos voluntarios y estándares”.
  • Arreglos de colaboración: “parece haber una necesidad de incluir mejor a los actores de la sociedad civil, particularmente en lo que respecta a problemas en el local y nivel regional. Esto probablemente significa que los acuerdos de colaboración deben ampliarse sus objetivos que establecieron inicialmente, ampliando el alcance para incluir temas controvertidos”.
  • Capacidades: “falta de confianza o voluntad de colaborar, entre algunos actores con puntos de vista en competencia parece impedir deliberación. La resolución de barreras se abrirá espacio para la reflexión conjunta”.

Desafíos del cultivo en tierra

Durante la segunda semana de mayo, el equipo impulsor de AGI realizó una sesión online para exponer el proyecto. Consultado sobre el desarrollo del cultivo de salmónidos en tierra, Simon Bush, catedrático y director de Política Ambiental de AGI, estableció que el cambio a sistemas cerrados basados en tierra bien puede ser una respuesta a fallas o dificultades para abordar problemas clave en torno al cultivo en jaulas.

“Por lo tanto, la capacidad de gobernanza tanto de la industria como de los estados puede considerarse relativamente pobre en ese caso. Eso no significa que las tecnologías terrestres sean una solución milagrosa para la industria. Moverse por la tierra trae consigo una serie de nuevos desafíos regulatorios, así como nuevos desafíos para obtener lo que en general se llama una licencia social para operar. Hay muchos desafíos de gobernanza allí también”, dijo Bush.

Indicadores del Monterrey Bay Aquarium

Actualmente, de acuerdo con los lineamientos del programa Seafood Watch, el salmón Atlántico y el salmón coho proveniente de Chile se encuentran en la categoría “Evitar”, mientras que la trucha arcoíris ha sido calificado como “buena alternativa”. Es por esto que el sector nacional, representado por 16 salmonicultoras, trazó en conjunto con Monterey Bay Aquarium una hoja de ruta al 2025 cuyo principal objetivo es disminuir el consumo de antibióticos en 50% y llevar al producto nacional a un nivel equivalente de “Buena Alternativa”.

Sobre esto y su relación con AGI, Wendy Norden explica que las estructuras de gobernanza sólidas son fundamentales para apoyar la mejora y la construcción de una industria fuerte y resiliente desde el punto de vista ambiental, social y económico, y pueden ayudar a desarrollar, promover y asegurar mejoras a nivel local, regional o nacional.

“Seafood Watch y los AGI son complementarios y cubren diferentes aspectos de la producción acuícola mundial. Las evaluaciones de Seafood Watch proporcionan un análisis de los impactos ambientales directos de la producción acuícola. Las AGI evalúan la gobernanza de la industria de la acuicultura dentro de un país y/o tipo de producción”, aclara la especialista.

“Al evaluar la gobernanza de la industria de la acuicultura, vamos más allá de la evaluación de cómo se realiza la producción -esto es lo que hacen las evaluaciones de Seafood Watch- para evaluar en cambio la capacidad de los acuerdos de gobernanza públicos y privados; es decir, cómo las reglas y los actores organizan la identificación, la evaluación y las respuestas para resolver los desafíos de la sostenibilidad”, finaliza la especialista. 

Lea también: